Derribarán algunos árboles en Masaryk, por plagas

Tras un recorrido por esa avenida en Polanco, la Secretaría del Medio Ambiente y la Autoridad del Espacio Público del DF informaron que se plantarán también nuevos ejemplares.

Ciudad de México

En un recorrido de identificación de plagas y problemas bacteriales que atacan a los árboles, en avenida Presidente Masaryk, colonia Polanco, se observaron varios árboles muertos, algunos mal estructurados y otros afectados por la infraestructura urbana, como cables y postes de luz.

Algunos árboles serán podados para rescatarlos; otros, por su avanzada invasión bacterial, tendrán que ser derribados para prevenir contagio a los árboles sanos, informaron tras el recorrido los titulares de la Secretaría del Medio Ambiente y de la Autoridad del Espacio Público del Distrito Federal, sin precisar cifras.

Personal de ambas dependencias se coordinó en el trabajo con el del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias.

Tanya Müller García, titular de la Sedema, y Eduardo Aguilar Valdez, coordinador de la AEP, revisaron las condiciones en que se encuentra el arbolado, en los 3.2 kilómetros de Masaryk.

Ambos funcionarios coincidieron en que el mantenimiento de la vegetación es de suma importancia, a fin de prevenir y evitar que elementos mueran asfixiados por el muérdago o invadidos por el gusano barrenador.

Héctor Benavides Meza, investigador titular del Inifap, mostró a los funcionarios que la presencia de muérdago en las ramas ha afectado varios árboles en Masaryk.

Por ello, explicó, algunos de esos árboles serán podados a fin de ser rescatados, y otros, lamentablemente, ante la avanzada invasión, tendrán que ser derribados para prevenir un contagio a los árboles sanos.

Otro factor que se detectó como agente nocivo para el arbolado es el insecto llamado barrenador, que ha afectado varios troncos y cuya plaga se ha propagado.

Müller y Aguilar aseguraron que en los casos en que se deba hacer la remoción del árbol, se colocarán nuevos ejemplares que contarán con las condiciones adecuadas para sobrevivir a la problemática cotidiana como la contaminación, los cambios de temperatura y, sobre todo, a plagas como el muérdago y el gusano barrenador.