Avala pleno de la ALDF cambio en orden de apellidos

Los padres podrán decidir el orden, con lo cual termina la prevalencia del apellido paterno. La medida entrará en vigor luego de que sea publicada en la Gaceta Oficial.
El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en votación.
El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en votación. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

Los padres de un niño podrán decidir el orden de los apellidos con los que lo registrarán, con lo cual se termina la prevalencia del apellido paterno sobre el materno, luego de que el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó reformas al Código Civil capitalino.

En la ALDF se aprobaron modificaciones al artículo 58 del Código Civil local, de manera que el orden de los apellidos, ya no necesariamente será como tradicionalmente se hace, primero el paterno y luego el materno.

Ahora, el orden de los apellidos será designado por acuerdo de los padres y/o madres según sea el caso, y regirá para los demás hijos del mismo vínculo; en caso de desacuerdo, el orden se determinará bajo la regla general.

El diputado local del PRD Antonio Padierna, presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, explicó que los cambios no son retroactivos, es decir, las parejas que ya tienen hijos, deben mantener el esquema actual, y las nuevas parejas ya podrán acogerse a las modificaciones.

Lo que falta es la publicación en la Gaceta Oficial y 90 días después, éstas entrarán en vigor.

Lo que no se menciona es el costo de los cambios, porque el Gobierno del Distrito federal deberá hacer modificaciones para que se armonice el Reglamento del Registro Civil del Distrito Federal, de acuerdo con la presente reforma.

“Buscamos terminar con la prevalencia del apellido paterno sobre el materno, es decir, se busca que en las parejas puedan decir libremente el orden en que llevarán los apellidos sus hijos en el momento en que estos sean registrados”, señaló el diputado del PRD, que impulsó las modificaciones aprobadas con 47 votos a favor.

“A pesar de que en nuestra ciudad contamos con leyes que fomentan la igualdad y la equidad entre hombres y mujeres, aún existen y sobreviven muchas prácticas de inequidad y que además son firmemente mantenidas, que incluso aparecen como si no fueran visibles e incuestionables; diferenciar entre hombres y mujeres se ha devenido en un modelo social de desigualdad que desafortunadamente es avalado por el derecho y la cultura jurídica de nuestro país”.

De acuerdo con las modificaciones, ahora en las actas de nacimiento aparecerá “nombre(s) y apellido(s)” y no como antes, que decía “apellido paterno y apellido materno”.

Sobre un posible conflicto con los trámites federales, el legislador argumentó que para cualquier solicitud, lo que se pide es el acta de nacimiento, “de allí se toman los datos correspondientes, por eso no hay ningún conflicto”.

Incluso, aseguró que hay un principio constitucional que establece que los actos civiles que se hagan en un estado tienen validez en todo el país.

“La reforma aprobada deberá imperar a partir de los nuevos registros; es decir, de las personas que sean registradas una vez publicada y surta efecto la propuesta, siendo así las parejas deberán decidir el orden de los apellidos”, dijo en entrevista.

“Se destaca que en los casos de la Clave Única de Registro de Población (CURP) o pasaporte, seguirán otorgándose sin ningún tipo de inconveniente, ya que todo documento de identificación o permiso se expide a partir del acta de nacimiento, que es la que inscribe la identidad del individuo”.