Marchan 'antreros' contra operativos en Edomex

Dueños y trabajadores de bares mexiquenses se manifestaron también en las escalinatas de la columna del Ángel de la Independencia, en demanda de que cesen operativos.

Ciudad de México

Trabajadores y propietarios de bares y centros nocturnos del Estado de México clausurados por autoridades estatales en los últimos meses, marcharon por calles de la Ciudad de México para exigir la apertura de esos establecimientos y que cesen los operativos. Se manifiestaron también en la glorieta del Ángel de la Independencia.

Desde temprana hora, decenas de personas se congregaron en el cruce del Periférico Oriente y el puente de Altavilla, en el municipio de Ecatepec.

A las 11:20, unas mil personas, principalmente madres solteras que laboran en esos sitios, avanzaron hacia la autopista México-Pachuca, donde doblaron en dirección a Indios Verdes.

Lanzaron consignas como "Queremos trabajar" y "Bares sí, operativos no". Portaron varias mantas y pancartas donde acusan a los gobiernos federal y estatal de los operativos realizados en los últimos meses, en los que han sido clausurados unos mil 500 negocios, lo que ha dejado sin trabajo a miles de personas de diversos municipios de la entidad.

Los manifestantes exigieron que cesen los operativos contra este tipo de negocios y la apertura de los antros que han sido cerrados, porque es su única fuente de ingresos para mantener a sus familias.

Los inconformes fueron acompañados de 3 autobuses y varios autos particulares. Salieron del cruce del Periférico y la autopista México- Pachuca. Pasaron por el Monumento a La Raza y luego se dirigieron a Reforma para llegar al Ángel de la Independencia.

Los manifestantes, en su mayoría trabajadores de bares de los municipios de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Coacalco y Cuautitlán Izcalli, entre otros, portaron pancartas en las que se leía: “Alto al cierre de nuestra fuente de empleo” y “Cese a los operativos contra nuestros negocios”.

Mujeres en bikini subieron a una camioneta y comenzaron a bailar, como un acto de protesta.

Roberto Gutiérrez, uno de los dirigentes, señaló que ante la cerrazón de las autoridades mexiquenses, decidieron realizar esta marcha para exigir al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, intervenga en este conflicto.

“Ya somos más de mil 700 negocios clausurados, la mayoría por delitos inventados por el gobierno del estado. Aclaramos que no estamos en contra de los operativos o reglas que el gobierno disponga, sino que no se nos inventen delitos”.

Dijo que la intención es hacerle saber a la autoridad federal que por los bares que han sido cerrados, se han quedado más de 100 mil personas desempleadas, 80 por ciento madres solteras, "quienes trabajan por voluntad propia y por necesidad en esta clase de giros".

Los manifestantes exigieron la expedición del dictamen de factibilidad por parte de la Secretaría de Salud del Estado de México, que los empleados no sean tratados como delincuentes, un alto a la fabricación de delitos por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, cese total al cierre de estos empleos, que se empleen las fuerzas federales para el control de la delincuencia y no para cerrar sus negocios y que el gobierno del estado les permita seguir su operación, como lo hacen en el Distrito Federal.

Exigieron la reapertura de sus negocios e hicieron un llamado a las autoridades para no “criminalizarlos”.

Esta es la novena ocasión que realizan en vialidades de diversos municipios del Estado de México, pero es la primera vez que salen al Distrito Federal.