Acusan anomalías en licitación del Tren Interurbano México-Toluca

Aunque se presentaron proyectos más económicos, se aceptó uno con mayor costo.
Se planea que dos estaciones pasarán por Santa Fe, específicamente por el centro comercial.
Se planea que dos estaciones pasarán por Santa Fe, específicamente por el centro comercial. (René Soto)

México

Bajo el titular México DF adjudica una obra de 740 millones pese a irregularidades, el portal electrónico de El País, edición América, publicó este lunes una investigación sobre las presuntas anomalías en el otorgamiento del contrato para la tercera etapa del tren interurbano México-Toluca al consorcio que presentó la oferta más alta.

El concurso fue adjudicado a un grupo de empresas mexicanas liderado por Caabsa, firma presidida por Luis Amodio Herrera y que es la edificadora del Centro Comercial Santa Fe, situado en las proximidades de una de las dos estaciones incluidas en el proyecto.

No obstante, de acuerdo con el trabajo firmado por Jan Martínez Ahrens, el proyecto presentado por Isolux de México, junto con Impulsora de Desarrollo Integral y Equivent, era 70 millones de dólares más barato (con IVA), seguido por el de Sacyr-Mecano-Primex (11 millones menos) y el de Cicsa-Carso (8 millones menos).

Por ello, el testigo social de la licitación, Guillermo Moreno Anaya, un experto del Instituto Mexicano de Auditoría Técnica, hizo constar que no suscribe "ni la legalidad del procedimiento ni de su ejecución ni de quienes intervinieron en sus actos".

"Y en un informe posterior pide una nueva evaluación, al tiempo que censura no solo la 'subjetividad' empleada a la hora de puntuar los proyectos o la desfavorable diferencia de precio entre el ganador y los perdedores (hasta mil millones de pesos, equivalentes a 70 millones de dólares), sino también que de los doce miembros del comité evaluador, solo uno hubiese acreditado su relación con la convocatoria y sus facultades para participar en ella", detalla el texto del diario español.

Consultado por dicho medio, el director general de Obras Públicas del gobierno capitalino, Édgar Tungüí, rechazó las acusaciones del testigo social y recordó que son opiniones subjetivas, preceptivas pero no vinculantes. Subrayó que hasta la fecha ninguna empresa perdedora ha presentado pliego de inconformidad: "cuidamos todos los aspectos para que fuera un concurso limpio".

"El proceso de evaluación fue rápido porque se formaron grupos de cinco personas para evaluar cada propuesta. Apenas dormimos esos días. Y se concedieron los puntos de acuerdo a un criterio común. El concurso se asignó al que más puntos obtuvo, no al más barato", sostuvo a su vez Enrique Takahashi, director de Procedimientos de Licitación.

La obra del tercer y último tramo del tren interurbano que unirá a Toluca con el DF durará unos dos años e incluye la construcción de un viaducto de 17 kilómetros, de dos estaciones de pasajeros (Santa Fe y Observatorio), así como las cocheras del tren.

Todo ello forma parte de un gran proyecto auspiciado por el presidente Enrique peña Nieto y destinado a descongestionar el trayecto entre Toluca y el DF, una de las zonas más congestionadas de América Latina.

El tren pasará por seis estaciones y realizará el trayecto en 38 minutos, en contraste con los 90 que actualmente demora el recorrido en vehículo por carretera.