ALDF busca tipificar como delito venta de alcohol adulterado

La bancada perredista dijo que para proteger a los capitalinos del alcohol adulterado se requiere modificar la Ley de Salud del Distrito Federal y exigir la destrucción de botellas vacías.
Según la encuesta, el 60.3 por ciento de la población no desea que se amplíe el horario de venta de alcohol.
(Foto: Carlos Rangel)

Ciudad de México

La bancada del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal busca tipificar como delito la venta de alcohol adulterado en la Ciudad de México.

El diputado local perredista, Vidal Llerenas adelantó que propondrá modificaciones a la Ley de Salud del DF para evitar la comercialización de bebidas alcohólicas adulteradas. La propuesta incluye: control sanitario de establecimientos mercantiles, tipificar como delito la venta de alcohol apócrifo, extinción de dominio y destrucción de botellas vacías.

La propuesta, incluye incorporar los términos de adulteración, falsificación, alteración y contaminación de bebidas alcohólicas en la Ley de Salud del Distrito Federal; reconocer la obligación de verificar y hacer control sanitario de los establecimientos que expendan o suministren bebidas alcohólicas.

Asimismo, se propone aplicar el procedimiento de extinción de dominio cuando se acredite el hecho ilícito en el caso de delitos contra la salud en su modalidad de adulteración de bebidas alcohólicas y considerar como causal de clausura permanente para los establecimientos mercantiles, la no destrucción de las botellas vacías de vinos y licores; y la falta de contenedores para este fin.

"Estamos proponiendo una sanción tajante para aquellos establecimientos que no cumplan con la destrucción de botellas vacías y la colocación de contenedores, ya que el problema es que en la medida en que se comercialicen botellas vacías, seguirá creciendo la adulteración de alcohol", explicó Llerenas.

La adulteración de bebidas alcohólicas ha crecido en los últimos años, convirtiéndose en un problema general de salubridad, pues de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el consumo de alcohol ha ocasionado alrededor de 2.5 millones de muertes en el mundo, situación que se agrava con la elaboración de bebidas adulteradas.

En México, anualmente se consumen más de 18 millones de cajas de bebidas alcohólicas, de las que de acuerdo con la Cofepris y la Profeco, el 45% de ese consumo es de bebidas adulteradas, detalló Llerenas.

En fechas recientes, la Cofepris denunció que durante los últimos tres años, se ha detectado en el mercado informal un crecimiento de las bebidas adulteradas con alcohol etílico y metanol; así como los aseguramientos de alcohol ilegal en un 333%, se pasó de 87 mil 175 litros decomisados en 2010 a 373 mil 880 litros asegurados en el periodo 2011-2013.

"El alcohol y el metanol se utilizan regularmente en la fabricación de bebidas adulteradas, cuya ingesta se vincula con problemas graves de salud, que incluso puede producir el estado de coma y en algunos casos, hasta la muerte".

El legislador perredista destacó que el consumo de este tipo de bebidas se ve agravado por el hecho de que se ofertan a bajo costo, carecen de buenas prácticas de fabricación y en ocasiones, se suministran en restaurantes, bares y discotecas, sin conocimiento del consumidor.

"En paralelo al esfuerzo realizado por las autoridades federales en este sentido, es necesario que la Asamblea Legislativa participe y colabore a través de la regulación de diferentes estrategias que permitan prevenir la adulteración de bebidas desde el proceso primario de elaboración, así como de su venta", señaló Llerenas.