Al alza, aforo vehicular por cambios al Hoy no Circula

El objetivo del programa es reducir la emisión de contaminantes, afirma el coordinador de la Comisión Ambiental de la megalópolis.
Calculan que 1.6 millones de autos transiten por la ciudad.
Calculan que 1.6 millones de autos transiten por la ciudad. (Octavio Hoyos)

Ciudad de México

El director del Centro de Desarrollo de la Industria Automotriz en México (Cediam) del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, Armando Bravo, afirmó que las nuevas disposiciones en el Hoy no Circula propiciarán que haya un nuevo incremento en el aforo vehicular.

Advirtió que éste incrementará entre 20 y 25 por ciento. No obstante, advirtió que, en suma, pudieran ocasionar que se rebasen los niveles de emisiones de contaminantes.

La semana pasada el Gobierno del Distrito Federal anunció que la aplicación del Hoy no Circula, que restringe la circulación de autos, serán con base en la emisión de contaminantes y no en el año del vehículo.

Ante ello, el académino expuso que con más vehículos circulando, los trayectos serán más largos y los embotellamientos más frecuentes, por lo que habría que considerar más adelante otras medidas.

Asimismo, opinó que es difícil que se llegue a revertir la tendencia en el mercado automotriz mexicano y se vuelva a la compra de vehículos chatarra, ya que ello no es una solución viable.

Bravo destacó que la industria automotriz mexicana, de acuerdo con los reportes más recientes de la AMIA y la AMDA, ha presentado cifras récord que difícilmente cambiarán debido a que las condiciones del mercado interno mexicano se han transformado.

"El mercado interno está despegando, consecuencia de mejoras en el poder adquisitivo y mayor estabilidad, precios accesibles y beneficios como vehículos híbridos y eléctricos".

El académico del Itesm expuso que esta nueva medida puede despertar el interés de los conductores por procurar que sus vehículos se mantengan y conserven en una mejor condición mecánica.

Se garantiza la salud de la población, responden

Al respecto, el coordinador Ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME), Martín Alberto Gutiérrez Lacayo, aseguró que el Hoy no Cirucla busca reducir la emisión de contaminantes, no evitar la circulación de vehículos.

Actualmente, la alta exposición de contaminantes representa uno de los peligros más grandes para la población urbana en el mundo, destacó.

La nueva disposición es un importante aliciente para motivar a la gente a cuidar sus unidades automotoras, aunque también habrá que extender estas medidas a los vehículos de carga y transporte público que cruzan la Megalópolis, indicó.

El funcionario advirtió que todo lo que se refiere a transporte público federal tiene una normatividad distinta, por lo que esto cae en la jurisdicción de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Además, aclaró que actualmente hay una minuta que emanó de la Cámara de Diputados para modificar la Ley general de Comunicaciones y Transportes en el aspecto de verificación vehicular, para ver la manera de que todos los vehículos sean sometidos a una normatividad de reducción de emisiones eficiente.

Por lo pronto, aseguró que lo que se está haciendo en la Megalópolis es un incentivo con el que se busca estandarizar los mecanismos de control de verificación, para lo cual también se han mantenido pláticas con el titular de la Semarnat, Juan José Guerra Abud.

"Habrá más autos"

El profesor de derecho del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, Gerardo Palomar consideró que habrá 1.6 millones de vehículos más circulando por las calles todos los días, por lo que la repercusión en materia de tránsito será complicada, y esto lleva a pensar que entre más tránsito haya, mayor número de contaminantes se generarán.

Reconoció que el cambio fue bueno, porque se basará en la emisión de contaminantes y no en el año del vehículo.

Ante ello, Gutiérrez advirtió que de momento no se pueden hacer estimaciones, ya que hay que ver primero cuantos vehículos verdaderamente tienen las condiciones para alcanzar un holograma 0.

Asimismo, en caso de tenerlo, no sería sino hasta final de año en que se haga una evaluación de todos los vehículos que circulan y las emisiones que se registren para poder dar un primer resultado de la nueva disposición que entró en vigor en la Ciudad de México a partir del 9 de julio.