Tierras que se vendieron en Atenco eran infértiles: Comisariato Ejidal

El comisario ejidal dijo que las 550 hectáreas que se vendieron para el proyecto ecológico que rodeará al nuevo aeropuerto eran tierras salitrosas, inútiles para la agricultura.
Terrenos de Atenco, donde presuntamente estará la nueva terminal.
Terrenos de Atenco, donde presuntamente estará la nueva terminal. (Jorge Carballo)

Ciudad de México

Las únicas tierras que se venden son infértiles y no sirven para cultivar, reconoció Andrés Ruíz Méndez, presidente del Comisariato Ejidal de San Salvador Atenco.

"Las únicas tierras que se venden son las salitrosas, las 700 hectáreas que sirven para cultivar no se venden a ningún precio", dijo Andrés Ruíz en entrevista con Radio Fórmula.

Explicó que dentro de las tierras ejidales existen unas 550 hectáreas que no se pueden utilizar para el cultivo y se encuentran en la parte final del ejido.

Reconoció que el nuevo aeropuerto no se va a construir sobre las tierras ejidales de Atenco, sino que las tierras que se vendieron en la Asamblea Ejidal fueron para el proyecto ecológico, pues se tratará de suelo de conservación.

Dijo que los ejidatarios buscan progreso y beneficios para su zona, por ello accedieron a vender las tierras que no utilizan para sembrar. "Pero las tierras de cultivo, nosotros estamos para protegerlas", sentenció.

Sobre la protesta que encabeza América del Valle y el Frente en Defensa de los Pueblos prefirió no emitir una opinión y se limito a decir que él solo quiere lo mejor para su comunidad.

"Yo quiero que no haya más injusticia en mi comunidad, que haya progreso, que haya trabajo. Lo que nosotros ya queremos en vivir en paz. si vas a nuestra comunidad estamos en paz."

Acusan despojo de tierras en Atenco

Ricardo Lagunes, abogado de habitantes de San Salvador Atenco, dijo que el gobierno federal está despojando a ejidatarios de sus tierras a través del Fondo de Apoyo para Núcleos Agrarios Sin Regularizar (FANAR) con que "se pretende asentar las bases para el desmantelamiento de la propiedad social".

"El gobierno federal al no haber podido en 2001 desincorporar, apropiarse de estas tierras común, decide iniciar su estrategia de despojo a través de este programa que a nivel internacional organismos de derechos humanos han expuesto que es violatorio a los derechos de los pueblos originarios", dijo Lagunes en entrevista con MVS Radio.

Explicó que se inició un juicio ante el Tribunal Unitario Agrario en Texcoco contra el cambio "de destino de tierras de uso común y de camino por tierras parceladas" que se determinó en la asamblea del Comisariado Ejidal de San Salvador Atenco el 1 de junio de 2014.

Lagunes dijo que el juicio sigue en curso, por lo que en representación de los ejidatarios se interpuso una medida cautelar para que se detuviera el "trámite de inscripción ante el Registro Agrario Nacional esta acta de asamblea del 1 de junio" para "evitar daños irreparables a los derechos colectivos del ejido".

Explicó que el magistrado Daniel Magaña Méndez negó la medida cautelar que buscaba que "al final del juicio, si tenemos un fallo favorable, las tierras de usos común estén íntegras, no haya un perjuicio en agravio de los derechos colectivos".