Pide diputado salvaguardar derechos de adictos

El asambleísta del PRD, Vidal Llerenas, pidió a la CDHDF que trabaje con el Instituto de Asistencia e Integración Social para vigilar que no haya criminalización en la atención a los adictos. 

Ciudad de México

El diputado local del PRD Vidal Llerenas pidió que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF)  trabaje conjuntamente con el Instituto de Asistencia e Integración Social del Distrito Federal (IASIS), para salvaguardar los derechos de los consumidores de drogas y de quienes padecen una adicción.

"Se están implementando programas para las personas pero no se tiene definido si se trata de adictos o sólo de consumidores, si bien, existen intervenciones del gobierno en el tema de las adicciones, muchas veces son equivocadas porque en ocasiones se incurre en violación de derechos humanos”, indicó.

En el IASIS  hay psiquiatras, médicos, psicólogos, trabajadores sociales y enfermeras para atender a personas "con adicción a drogas" que voluntariamente solicitan apoyo para dejar estas sustancias.

Según el legislador no se tiene mayor información de cuáles son los métodos que se utilizan para determinar si se trata de personas con adicción, qué tipo de ayuda se les brinda, ni si se trabaja en coordinación con especialistas en la materia o si están asesorados por la instancia local encargada de la atención y prevención de las adicciones.

 

"Hacemos un llamado a la CDHDF a que haga un constante acompañamiento al IASIS en estas intervenciones y servicios que ofrecen a las personas consumidoras de drogas para asegurarnos que no se violan sus derechos humanos y que tengan acceso a información precisa con un enfoque de prevención de riesgos y daños en todas las actividades que realiza el IASIS", expuso.

De acuerdo con cifras del Gobierno, en el primer semestre de 2014 se atendió a más de mil 400 usuarios y familiares con algún tipo de adicción, y a más de 8 mil personas en lo que va de la presente administración (mil 47 son pacientes de primera vez y seis mil 813 pacientes subsecuentes).

"Cualquier tipo de intervención debe basarse en los derechos humanos de los consumidores para evitar criminalización, estigmatización y discriminación de usuarios", indicó el perredista.