Silbatos son solo una parte de la campaña contra el acoso: Inmujeres

La directora del Inmujeres capitalino, Teresa Incháustegui, dijo que se han recibido en promedio 225 denuncias al mes, cuando antes se reportaban 350 al año.

Ciudad de México

Las diferentes medidas contra el acoso sexual a las mujeres, entre ellas el silbato, han llevado a que incrementen las denuncias por ese delito: actualmente la Procuraduría General de Justica capitalina recibe un promedio de 225 denuncias al mes, cuando anteriormente se interponían 350 en un año.

"Teníamos 300, 350 denuncias al año, ahora, con estas medidas, en un mes tuvimos 225 denuncias. Ahora, no todas se convirtieron en carpetas de investigación", dijo la directora del Instituto de las Mujeres capitalino, Teresa Incháustegui, en entrevista con Carlos Puig, para el programa "En 15" de MILENIO Televisión.

Explicó que con el nuevo sistema penal acusatorio, la víctima y el agresor llegaron a una conciliación, "solamente hay 32 carpetas de investigación, en los que la víctima dijo 'sí, sigo adelante' y se abrió la carpeta", dijo.

Afirmó que "sí hay un problema de que las mujeres no denuncian: una por estas razones de 'para qué denuncian si me van a revictimizar y voy a perder el tiempo' y dos, porque también están acostumbradas a pensar que eso es natural y ni modo, le toca", dijo.

Sobre los 15 mil silbatos que regala el gobierno capitalino para evitar el acoso, Incháustegui dijo que son parte de las más de 40 acciones en 100 días e indicó que el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentará una política contra el acoso pasando las elecciones.

En ese mismo espacio, la profesora del Centro de Investigación y Docencia Económicas, Estefanía Vela, dijo que deben revisarse los casos que llegan a conciliación para determinar si fue por voluntad de la víctima o causado porque las autoridades las desincentivan.

"Me preocupa también el que aumenten las denuncias se conviertan en un tema de análisis. Si esas denuncias como quiera no llegan a nada, si la mitad de las denuncias están en conciliación, no sabemos si las mujeres están realmente satisfechas con la conciliación o fue algo de que las autoridades las desincentivan", dijo.

Nadia Sierra, de la dirección general de Estudios Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, dijo que las autoridades deben realizar campañas preventivas de respeto hacia las otras personas, además de que sea obligatorio que cuando se lleguen a acuerdos, los acosadores tomen un taller sobre el respeto a las personas y la no violencia.