ENTREVISTA | POR LILIANA CAVAZOS

'Tu opinión sí cuenta' es el encabezado de volantes informativos que el gobierno capitalino reparte a los usuarios del Metro; en él se informa de las razones por las cuales incrementar la tarifa.

Voces del Metro: la tarifa de 3 a 5 pesos

Ciudad de México

En esta ocasión la lectura de viaje en el trayecto del metro, es un volante informativo que reparten empleados del Gobierno del Distrito Federal. ‘Tu opinión sí cuenta’, es el encabezado de este documento que al reverso comparte un mapa de las 12 líneas y cada una de las estaciones.

En la línea 8, a unos metros de llegar a la estación La Viga, Ana de 21 años termina de leer el volante informativo y mueve la cabeza de un lado a otro. “No, yo no estoy de acuerdo”, comparte en una breve entrevista realizada en el interior del vagón.

“¿A mí de qué me sirve todo eso?, mira, yo gasto a la semana 180 pesos en traslados sumando trenes y camiones. Sí la tarifa sube a cinco pesos, pues mi gasto sube a 200 pesos o un poco más. No, no estoy de acuerdo”. Ana, usuaria del Metro.


“¿Por qué no estás de acuerdo?, aquí dicen de las mejoras que podrían realizarse con el incremento de la tarifa de tres a cinco pesos”. Ana vuelve a mover la cabeza en señal de negativa. “Pues no”, responde, “¿A mí de qué me sirve todo eso?, mira, yo gasto a la semana 180 pesos en traslados sumando trenes y camiones. Sí la tarifa sube a cinco pesos, pues mi gasto sube a 200 pesos o un poco más. No, no estoy de acuerdo”.

En el andén de la estación Balderas camina Oscar Esquivel; a él también le entregaron uno de los volantes informativos. Lo leyó todo y su conclusión es diferente.

“Yo sí estoy de acuerdo, porque el subsidio es demasiado para el servicio que da el Metro comparado con otros países. Nos tiene que costar un poco a todos, pero es lo mejor, porque es la única forma de que mejoren el servicio”, comenta.

Detrás de él camina María Ernestina junto con su nieta de cinco años y mientras avanza lee el volante que le acaban de entregar.

“Yo pienso que todo esto que dice aquí, el gobierno lo puede hacer sin necesidad de aumentar la tarifa, porque siempre los trenes van llenos, a reventar. Somos mucha gente la que usamos el Metro, no puede ser que eso no junte dinero para hacer las mejoras, porque si aumentan la tarifa nos va a perjudicar a todos”, comparte.

En el área de trasbordo de la línea 3 a la 1, camina Juan Carlos de 19 años y lleva el volante informativo en su mano. Para él, la idea de mejorar el servicio es algo que le interesa, aunque lo que detalla el documento no es del todo su agrado.

“Mira, aquí lo que dicen es que quieren mejorar la línea 1 y la 12, ¿y de las demás líneas qué? Quieren mejorar la línea 12, y es justamente la nueva. Hay otras que requieren de mucha mano. Por un lado está bien, pero pues a este plan le falta”, comparte.

Nohemí Ayala viaja en un vagón de la línea 3. Cerca de la estación Juárez comparte su opinión.

“Todos estos cambios y mejoras que quieren hacer con el aumento, pues se van a tardar, es decir, esto es necesario, pero no es posible, porque les va a tomar mucho tiempo hacer las mejorar, y lo que no entiendo es cómo mejorar el servicio. No han podido hacer algo con los bocineros, a los vendedores no les cobran”, comparte.

El tren se detiene antes de la estación. Las luces se apagan durante unos segundos y se vuelven a prender. Dos minutos después el vagón vuelve a avanzar. Los extranjeros se asustan, pero no los chilangos, acostumbrados ya, a las fallas y retrasos del Metro.