Víctimas de acoso, 70% de usuarios del transporte público

De siete afectados, cinco son mujeres y dos hombres; 60 por ciento de las personas asegura que las agresiones fueron de forma física.

Ciudad de México

Al menos en una ocasión siete de cada 10 usuarios del transporte público han sido víctimas de acoso sexual, cinco son mujeres y dos hombres, según datos de la organización El Poder del Consumidor.

En la mayoría de los casos el acoso sexual es físico, así lo refirió 60 por ciento de las personas agredidas en una encuesta publicada por la organización en 2015, realizada a 4 mil usuarios del transporte público en la Ciudad de México.

El 20 por ciento de quienes manifestaron haber sido acosados refirió que la agresión se dio de manera verbal; 15 por ciento, de forma visual y 5 por ciento en todas sus formas.

En entrevista con MILENIO, Daniel Zamudio, coordinador del área Transporte Eficiente de El Poder del Consumidor, señaló que al cuestionar a las mujeres sobre qué medio de transporte ofrece mayor protección a su integridad, indicaron en primer lugar al Metro, en segundo el Metrobús y en tercero el taxi.

Los microbuses, camiones, combis y el Tren Ligero fueron identificados como los medios de transporte que ofrecen poca seguridad a las mujeres.

Asimismo, indicó que 51 por ciento de los usuarios encuestados consideró que las áreas exclusivas para mujeres en el Metro, Metrobús y algunos camiones contribuyen mucho a reducir el acoso; 22 por ciento opinó que ayuda algo; 15, que ayuda poco, y 12 por ciento que esa medida no ayuda en nada.

“El definir o establecer áreas exclusivas para mujeres no va a resolver el problema del acoso sexual, es un paliativo; lo que hemos sugerido es que esto tiene que ir desde la educación de las personas, campañas de sensibilización desde las escuelas, porque es un problema de respeto y valores”, afirmó Zamudio.

Además, consideró que se requiere fortalecer los sistemas de transporte con personal de seguridad y  cámaras de vigilancia, además de castigar a quienes cometen esos ilícitos “y que se muestre públicamente cuáles son las consecuencias”.

Respecto a la calidad del servicio, el estudio de El Poder del Consumidor reveló que 50 por ciento de los usuarios opina que los microbuses y camiones son el peor transporte; le siguen el Metro y las combis, con 16 por ciento; Metrobús, 4 por ciento; mientras que trolebús y taxi coinciden con 2 por ciento de rechazo.

El 68 por ciento de los usuarios cuestionados considera que el transporte público es inseguro en su operación, solo 8 por ciento dice que es un servicio barato y 11 por ciento lo considera rápido.

La organización sostiene que las respuestas de los usuarios muestran que el transporte público en la Zona Metropolitana del Valle de México “ha estado en una etapa de colapso, abandono y deterioro desde hace 20 años”.

Asimismo, reprochan que a pesar de que el transporte capta 80 por ciento de viajes diarios en el área metropolitana, “las autoridades de la capital del país y del Estado de México han creado erróneamente una ideología de inversión y asignación presupuestal dirigida a más infraestructura destinada al uso del auto particular, modalidad que solo genera 20 por ciento de los viajes diarios”.

El 47 por ciento de los encuestados refirió utilizar principalmente el Metro para trasladarse; 20 por ciento, Microbús o camión; 16 por ciento en combi y apenas 6 por ciento en Metrobús.

Entre las razones de por qué eligen el tipo de transporte, 38 por ciento contestó: “Porque me deja más cerca de mi destino”,  21 por ciento por su rapidez, 19 por ciento que es la única opción y 9 por ciento por ser el más barato.

Además, 30 por ciento de los encuestados consideró que el costo del transporte es justo, de acuerdo con el servicio que reciben; en tanto que 55 por ciento lo calificó entre caro y muy caro.

La muestra arrojó también que 42 por ciento de los usuarios consultados gasta entre 200 y mil pesos a la semana para transportarse, pero 41 por ciento destina dos horas al día en sus traslados, 52 por ciento afirma que los tiempos son excesivos y 60 por ciento cree que en los últimos años el tiempo que invierte ha aumentado.

“Una de las principales  necesidades de los habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de México es llegar de manera expedita a sus destinos; sin embargo, el colapso vial en las principales arterias, sumado a la ausencia de infraestructura para la libre circulación del transporte, ocasiona pérdidas de miles de horas-hombre que se traducen en afectaciones económicas y un fuerte golpe a la competitividad de la ciudad”, indica la organización.


Multas por chiflidos y piropos

La bancada del PRD en la Legislatura de Querétaro presentó una iniciativa de reforma a la ley en la que buscan castigar a quien emita piropos, chiflidos o abordar de forma intimidante a otra persona.

De acreditarse deberán pagar una multa de 26 mil pesos y serán obligados a ir a un curso de sensibilización de género.

El diputado Carlos Sánchez informó que la iniciativa de ley Caminar sin violencia se elaboró en conjunto con académicas de la Universidad Autónoma de Querétaro, con la finalidad de combatir el acoso sexual en la vía pública.

Aseguró que es una exigencia de las mujeres desde hace muchos años y que actualmente el estado no cuenta con una tipificación del delito de acoso sexual en las calles o espacios públicos, como la que actualmente se aplica en la Ciudad de México.

Así, dijo, de aprobarse la medida, Querétaro será la segunda entidad en contar con esta ley que garantizaría a las mujeres caminar más seguras por las calles y sentirse respaldadas en espacios públicos. (Estrella Álvarez/Querétaro)