Vecinos solicitan obras alternas en Hueyetlaco

Habitantes de Bosques de las Lomas argumentan que el puente desquicia el tránsito en la zona, el cual ya es complicado; plantean 11 alternativas.

Ciudad de México

Vecinos de las colonias populares El Olivo, Huizachito, La Navidad, El Chamizal y de la exclusiva Bosques de las Lomas cumplieron dos meses instalados en un campamento para impedir la construcción del puente Barranca Hueyetlaco, una obra de los gobiernos del Distrito Federal y el Estado de México y la cual pretende conectar Interlomas, municipio de Huixquilucan, con Bosques y Santa Fe, en la delegación Cuajimalpa.

Ese es el verdadero conflicto. Por una parte, los vecinos de Bosques consideran que el caos vial que afecta actualmente a Interlomas, unos 250 mil vehículos al día, llegará a sus casas; mientras que los vecinos de las colonias populares se quejan de que una vez que esté concluida la obra no tendrán un cruce peatonal y si quieren llegar a las Lomas en auto tendrán que pagar peaje.

"Lo que está pasando con Hueyetlaco, es que toda la gente de Interlomas y de la autopista Chamapa-La Venta está usando a Bosques como una colonia de paso para llegar a Santa Fe. Nosotros no estamos en desacuerdo con la obra, siempre y cuando se hagan las obras de mitigación que nos ayuden a descongestionar el tráfico. A las autoridades les hemos hecho un plan y propuestas y siempre nos dan largas; nos dan soluciones verbales, pero no en los hechos", explicó Manuel González, colono de Bosques de las Lomas.

Además, vecinos de Bosques entregaron, desde que empezó la obra en junio del año pasado, 11 propuestas de mitigación, entre ellas una vialidad nueva desde Paseo de los Laureles a Tamarindos (Barranca del Naranjo).

"También planteamos realizar una intersección de Paseo de las Palmas y Monte Líbano, vialidad nueva por barranca de La Pastora, desde avenida Barranca del Negro hasta bulevar Bosques de la Luz. También sugerimos crear un paso a desnivel en glorieta de avenida Lilas y Paseo de los Laureles, así como una intersección en Tamaulipas con camino a avenida de los Poetas, las cuales no se han tomado en cuenta".

De acuerdo con los colonos, el gobierno les prometió cumplir esos compromisos, que están valuados en cerca de 300 millones de pesos, sumados a los 350 mdp de la obra.

"Estamos de acuerdo que se haga un paso que vaya a dar a Interlomas y que beneficie a todos, pero no para que el atorón se traslade a Bosques", expresó Rodolfo Ovejas.

Rodolfo es un empresario que vive en una privada de Bosques. Él junto con decenas de vecinos entregaron el proyecto para resolver el problema vial con el que se enfrentarán ahora en Bosques. El temor, de acuerdo con los vecinos, es que los automovilistas, entre estudiantes y empleados que llegan a Santa Fe por la autopista de cuota Chamapa-La Venta, ahora se ahorrarán esa caseta y usarán el nuevo Puente Barranca Hueyetlaco.

"Se requiere un paso desnivel para darles salida por Pabellón Bosques, pues la colonia solo tiene dos salidas y dos entradas, las cuales se atoran a cualquier hora", indicó Rodolfo.

Delegación Cuajimalpa evalúa alternativas

Sin embargo, el jefe delegacional de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, propondrá al gobierno del Estado de México dos opciones para evitar el tráfico en Bosques: "ya sea que bajemos el costo de la caseta La Venta, para evitar que los automovilistas usen el nuevo puente hacia Bosques, o bien subir el peaje del puente Barranca Hueyetlaco, que es lo que estamos por evaluar.

"Un estudio establece que el número de personas que cruzan Cuajimalpa al Estado de México es mayor que los que cruzan del Estado de México a Cuajimalpa", agregó.

Rubalcava asegura que hasta el momento se han hecho tres obras de mitigación: los deprimidos de Lilas y Vista Hermosa y la ampliación de avenida Stim, de dos a cuatro carriles. No obstante, aceptó que no cuenta con el presupuesto necesario para realizar todas las obras de mitigación.

"No está en manos de la delegación una obra de mitigación que cuesta cerca de 300 millones de pesos porque no tengo ese presupuesto. Tanto la autoridad local como los vecinos tienen parte de razón, la realidad es que se está trabajando de la manera más conciliadora posible para solventar este problema", dijo en entrevista Rubalcava.

En tanto, autoridades mexiqueneses y de la delegación Cuajimalpa colocaron vallas metálicas de tres metros de altura que rodean la obra, como medida de seguridad, pero que obstruyen el paso. "Otra de las cosas que nos molesta es la forma en que llega la autoridad y ponen estas barreras de fierro, como si fuéramos delincuentes. No veo ningún documento donde tengan el permiso de la obra", dijo Rodolfo Ovejas, vecino Bosques de la Lomas

"Como podrán observar nos ponen vallas, no sabemos cuál es la intención. Si yo quisiera caminar para llegar más rápido a Pabellón Bosques y estar más tranquilo, no lo puedo hacer por las vallas y tampoco p or el caos vial que se genera", agregó Manuel González, vecino de Bosques.

De esta manera, los vecinos han amagado al gobierno de Cuajimalpa y al del Estado de México a que si no se toman en cuenta sus peticiones bloquearán calles en Bosques de las Lomas en las horas pico, como Bosques de la Reforma.

Aseguran que por las obras el transporte público les cobra hasta 8 pesos solo para cruzar dichas vallas: "Si no nos hacen caso que nos quiten las vallas, vamos a cerrar el paso porque nos tienen hasta la madre, siempre es lo mismo. Les pedimos pasos peatonales y no nos hacen caso", afirmó Eugenio Álvarez de la colonia El Olivo.

Ante esto, Rubalcava prometió que retomará el tema con el Gobierno del DF y el del Estado de México para que se haga una revisión urgente y se retomen las mesas de diálogo "y que no sean mesas políticas, sino de soluciones".


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]