Vecinos exigen atender zonas del DF en riesgo de deslave

Habitantes de Cuajimalpa y Álvaro Obregón se manifestaron para pedir que se realicen acciones de protección civil ante las afectaciones provocadas por el cambio de uso de suelo.
Así luce la zona con derrumbes en Santa Fe.
Así luce la zona con derrumbes en Santa Fe. (Notimex)

Ciudad de México

Vecinos de las delegaciones de Cuajimalpa y Álvaro Obregón demandaron atención a todas las zonas habitacionales que enfrentan un grave riesgo de siniestrarse, debido a problemas de grietas y barrancas, señaló la diputada Ana Juan Ángeles Valencia.

La legisladora de Morena declaró que las acciones de protección civil no pueden quedarse en la zona de Santa Fe, sino que existen al menos 281 mil edificaciones consideradas de alto riesgo.

Acompañada por vecinos de las demarcaciones antes mencionadas, la legisladora indicó que el problema crece debido a las fuertes inundaciones que se registran cada año y a los pequeños movimientos telúricos.

Además expuso que la crisis delegacional de Cuajimalpa se agravó desde que surgió el Mega Desarrollo de Santa Fe, mismo que comparte una amplia franja con Álvaro Obregón.

Consideró que a partir de entonces se generó un desmedido cambio de uso de suelo con fines mercantiles para beneficiar a grandes constructoras en detrimento del 70 por ciento de la superficie de Cuajimalpa, catalogada como suelo de conservación.

La diputada local señaló a los jefes delegacionales actuales y pasados como los responsables de generar la crisis que hoy afecta a Cuajimalpa y Álvaro Obregón, al permitir el cambio de uso de suelo indiscriminado.

Expuso que ambas demarcaciones representan alrededor de 7.5 por ciento de la zona de conservación de la capital, hoy invadida por grandes corporaciones nacionales y extranjeras.

Abundó que dichas zonas fueron invadidas con rascacielos y torres, cuyos departamentos tienen un costo de entre 15 y 30 millones de pesos.

Vecinos de la Unidad Habitacional Lindavista-Vallejo informaron sobre dos edificios que sufren inclinación y temen por el riesgo de que pudieran colapsarse; se trata de 40 departamentos donde habitan alrededor de 200 personas.

Otro ejemplo que señalaron fue la zona habitacional de Tepetongo, donde alrededor de 50 familias que viven a las orillas de la Barranca de Santa Rita, también enfrentan serios problemas de sufrir un talud, como el que se vive hoy en Santa Fe.