Vecinos se oponen a corredor de transporte Palmas-Reforma

Agravará problemas de tránsito, argumentan. Los carriles serán semiconfinados y estaciones dañarán el espacio urbano.
Archivo Milenio

México

Habitantes de lomas de Chapultepec, de Bosques de las Lomas, Palmas, Reforma, Polanco Virreyes y Cuajimalpa se unieron contra la creación del nuevo corredor de transporte Palmas-Reforma, anunciado en días pasados por la Secretaría de Transporte y Vialidad. Los inconformes aseguran que generará más congestionamiento vial en la zona, contaminación y problemas de comercio.

María del Refugio Sandoval, presidenta del Comité vecinal Lomas del Chamizal, expresó su descontento de que las autoridades capitalinas no hayan tomado en cuenta a los colonos para la creación del proyecto, el cual tiene contemplado el semiconfinamiento de carriles.

“Lamentamos que no nos hayan informado con anticipación; sin embargo, lo que nos queda claro es que no estamos de acuerdo en que se confine un carril, si de por sí ya vivimos reducidos. Solo tenemos tres carriles, y en horas pico para recorrer de Pabellón a entrada de Bosques de las Lomas, te puedes tardar de 45 minutos hasta una hora”, indicó la vecina.

“Ahora con la entrada de ese corredor se incrementará el tránsito si se confina un carril, por lo cual lo rechazamos, además no nos tomaron en cuenta, porque también se van a colocar estaciones y afectarán el espacio urbano”.

Sandoval afirmó que están de acuerdo en el cambio de unidades de transporte, pero mediante una planeación adecuada y condensada con los vecinos.

“Según autoridades de Setravi nada más iban a hacer el cambio de autobuses y no quitar los carriles derechos. Si esto es así, apoyamos completamente la medida de que se renueven camiones por aquellos de gas natural, no contaminantes, y así mejorar el servicio, pero lo que es un hecho es que modificaciones viales no lo vamos a aceptar”, destacó Sandoval.

Denis Stevens, habitante de la zona, dijo que sostuvieron una reunión con el titular de Setravi, Rufino León Tovar, donde los vecinos le manifestaron su inconformidad hacia el proyecto.

“Les anunciamos que si tratan de llevar a cabo su proyecto, en lo que corresponde a los habitantes de Lomas de Chamizal no lo va a permitir, entonces se van a cerrar calles, y por lo pronto vecinos de Lomas anunciaron que van a poner mantas y cartulinas expresando su descontento”, expuso.

Jaime Schlittle, representante vecinal en Cuajimalpa, resaltó que no hay una negativa anticipada a que se mejore el transporte público en la zona; sin embargo, sí hay una oposición al confinamiento de vialidades, a colocar mobiliario urbano que disminuya el espacio del peatón, y a que no se incrementen las medidas de seguridad co más semáforos, sobre todo con contadores y sonidos para discapacitados.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]