Vecinos de Iztapalapa, inmortalizados en libro alemán

Los habitantes de la colonia Miravalle verán inmortalizado su proyecto de sustentabilidad en el libro "Handmade Urbanism" que se presentará en el Foro Internacional del Deutsche Bank.
Ute Elisabeth Weiland, la directora de la Fundación Alfred Herrhausen
Ute Elisabeth Weiland, la directora de la Fundación Alfred Herrhausen (Ilich Valdez)

Ciudad de México

La Ciudad de México, en particular la colonia Miravalle, en Iztapalapa, forma parte del libro "Handmade Urbanism" que se presentará en el Foro Internacional del Deutsche Bank, gracias a un proyecto con el que la colonia ganó un premio de sustentabilidad en 2010.

Ute Elisabeth Weiland, presentadora del libro, señaló que la publicación hace énfasis en lo que se generó en la colonia Miravalle, como el trabajo de recolección y reciclaje de plástico pet, así como la creación de un huerto, pero sobre todo, en que se mejoraron las condiciones físicas y de seguridad en la comunidad.

En entrevista con Milenio, Weiland señaló que la presentación del libro forma parte de los incentivos que se otorgan a los proyectos. Además de la Ciudad de México, se incluyen otros cinco proyectos entre los que destacan los de Sao Paulo, Brasil y Estambul, Turquía.

Dijo que este premio anual, que consta de 100 mil dólares, se creó a partir de una visita de integrantes de la Fundación Alfred Herrhausen al país. La también directora de la Fundación señaló que el libro será presentado de manera formal este jueves a las 19:30 horas en el Instituto Goethe.

El ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, fue quien recibió el premio de la colonia Miravalle en julio de 2010. En el lapso de tres años, ese dinero ha servido para crear programas culturales, educativos, de salud y ambientales.

En ese mismo año, otra de las colonias de Iztapalapa, la Consejo Agrarista, también participó en el concurso, por lo que obtuvo un reconocimiento especial de cinco mil dólares. Esa colonia presentó un proyecto para lograr la restructuración del tejido social, luego de que 30 bandas juveniles lograron dejar de lado sus rencillas, que incluso habían cobrado varias vidas.