Van 280 perredistas por 56 cargos en el DF

Valencia, quien es investigado por la Contraloría, no se inscribió al proceso. La diputada federal Lizbeth Rosas anunció que es precandidata para Álvaro Obregón.

México

Entre descalificaciones y golpeteos, concluyó el plazo para el registro de precandidatos a jefes delegacionales y diputados locales del PRD, aunque el líder perredista en la capital, Raúl Flores, aseguró que el proceso se realizó con "civilidad" y "unidad".

Los registros fueron enmarcados por indirectas entre perredistas, quienes aprovecharon para descalificar los gobiernos de algunos jefes delegacionales y de aspirantes a la misma delegación.

Según información de la Comisión Electoral, encargada de llevar a cabo el proceso interno del partido, había un aproximado de 280 aspirantes registrados, entre quienes buscan alguna de las 16 delegaciones o diputaciones locales de los 40 distritos que conforman el DF.

Entre algunos de los políticos que desfilaron por la sede del PRD capitalino está la diputada federal Aleida Núñez, quien aprovechó su discurso posterior al registro como precandidata a jefa delegacional en Iztapalapa para criticar la compra de votos: "Ni una vez la vamos a tolerar, no se vale descomponer así los procesos electorales en Iztapalapa".

En tanto, el ex secretario de Setravi, Armando Quintero, quien se registró como aspirante a jefe delegacional en Iztacalco, habló sobre el diezmo que presuntamente pedía la actual delegada, Elizabeth Mateos, y también sobre la pareja imperial integrada por Mateos y su pareja.

La legisladora local Ariadna Montiel, quien aspira a la delegación Coyoacán, aseguró que los habitantes de esa demarcación necesitan seguridad y una planeación en varios temas como usos de suelo, tránsito y la consulta para la instalación de parquímetros, más que parques, obras que caracterizan al gobierno de Mauricio Toledo.

Tambióen hizo un llamado al PRD-DF para que coadyuve en que las reglas estatutarias sean respetadas y evitar el golpeteo.

"Que nos respetemos entre todos y quien no lo haga que el partido actúe en consecuencia, la prospectiva de cualquier militante es ganar los espacios de poder, el tema es para qué, la visión y objetivo debe ser ayudar a la gente, no cambiar el rumbo y tomar en cuenta que la gente está molesta con los políticos", dijo.

Sin embargo, Raúl Flores recalcó que el proceso interno transcurrió en orden y tranquilidad y reiteró que existe un clima de unidad, el líder perredista negó que haya rupturas entre las diferentes corrientes del partido.

Sobre los ataques entre perredistas, Flores destacó el "ambiente de civilidad" y "respeto", dijo que son puntos aislados, por lo que no se puede generalizar.

"Creo que hay compañeros que tienen una perspectiva de golpeteo, pero no es una generalidad, no es lo que se ha presentado, vemos lo contrario, veo mucha civilidad en general y las declaraciones para eso son, también las precampañas para posicionar y el que ataque tendrá que dar los motivos y demostrar", explicó.

Pidió a sus correligionarios que antes de lanzar algún tipo de ataque contra algún perredista, primero lo hagan en las instancias correspondientes antes de emitir algún juicio.

Para la delegación Álvaro Obregón se registró la diputada federal Lizbeth Rosas, quien forma parte de la corriente IDN.

En el proceso de selección hay la posibilidad de que las parejas sentimentales den continuidad a los gobiernos de Iztacalco y Azcapotzalco, como pudo haber sido en Iguala con el alcalde José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda.

En ambas delegaciones se perfilan para candidatos las parejas de Elizabeth Mateos y Sergio Palacios, Carlos Estrada y Laura Velázquez, respectivamente.

Flores aclaró que la situación de Iguala no se parece en nada: "No se trata de un asunto sucesorio, es trabajo político de muchos años".

Al cierre de la edición, solo dos jefes delegacionales no se registraron como precandidatos a diputaciones locales, se trata de Jesús Valencia, quien es investigado por la Contraloría, y Angelina Méndez, titular de Tláhuac.


Rubalcava resperá tiempos electorales

El presidente del PRD en el Distrito Federal, Raúl Flores, aseguró que vigilarán que el jefe delegacional en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava (PRI), no use recursos públicos en su precampaña.

Ayer, el jefe delegacional en Cuajimalpa se negó a separarse del cargo el 18 de enero, como lo acordaron sus homólogos.

Raúl Flores aseveró que "primero se contradice, él propuso la separación del cargo, lo que no vamos a permitir es que se haga precampaña con los recursos públicos. Nosotros como PRD vamos a estar observando esa situación".

El priista reconoció que el panorama político en la ciudad está adelantando sus tiempos por lo que "se mantendrá por ahora al frente de la demarcación".

La ley electoral establece como límite el 6 de marzo para que los funcionarios se separen del cargo, específicamente 90 días antes de la elección que será el 7 de junio.

Añadió el titular de la demarcación que respetará los procesos del PRI capitalino y explicó que en parte su negación a dejar el cargo corresponde a que a fines de este mes dará su segundo informe de labores, por lo que calificó de irresponsable dejarlo en este momento.