Van contra policías que no desalojen a 'vagoneros'

El director del Sistema de Transporte Colectivo dijo que los elementos de la Bancaria e Industrial tienen la instrucción de retirar a los comerciantes y remitirlos al juez cívico.
Asegura el director del STC que los vendedores son grupos muy complicados.
Asegura el director del STC que los vendedores son grupos muy complicados. (Octavio Hoyos)

México

Los elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) que no cumplan con el retiro de vagoneros y bocineros de las instalaciones del Metro serán removidos del cargo, aseguró el director del Sistema de Transporte Colectivo, Joel Ortega Cuevas.

En conferencia de prensa, pidió paciencia a la ciudadanía pues aseguró que a partir de las próximas semanas se empezarán a ver los resultados, porque se sumarán 500 elementos de seguridad más en las instalaciones del Metro.

"Los policías que no cumplan con su misión serán removidos y le pediré a la PBI que nos reponga a los que sean necesarios. Nos tienen que mandar no nada más los elementos de primer contacto, sino también el cuerpo de oficiales que van a manejar esos oficiales, de forma tal que nosotros nos dirijamos no a cada uniformado, sino a los mandos", puntualizó el funcionario.

Ortega Cuevas reconoció que existe un grave problema de ambulantaje y aseguró que la instrucción que tiene la Policía Bancaria es retirar a los comerciantes y remitirlos al juez cívico; sin embargo, subrayó que se han reservado de presentar una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, porque detrás del comercio existe la piratería.

"Están vendiendo discos que corresponden a la piratería y es un delito que toca tanto a la PGJDF local como a la Procuraduría General de la República, entonces nos vamos a reservar todavía esa parte para irla documentando. Conforme más estamos haciendo estas revisiones, recabamos más información de quiénes son las personas que les venden, y dónde lo compran", apuntó.

Y es que al ser una falta administrativa, los vagoneros pagan su infracción y pueden a regresar a vender en cualquier momento.

Por ello, el director del STC consideró que valdría la pena que "la Asamblea Legislativa del Distrito Federal más adelante cambie esa norma".

Ortega Cuevas precisó que actualmente han sido dados de baja 21 funcionarios y se está revisando la permanencia de seis más por su presunta colaboración con los comerciantes ambulantes dentro del Metro.

"La verdad es que sí traemos un grave problema de relaciones entre vagoneros con personal de vigilancia. Si tuviéramos todas las pruebas para dar de baja a todos los elementos de vigilancia ya lo hubiéramos hecho, pero no las tenemos, la realidad es que hemos dado de baja a 21 y tenemos seis que estamos revisando los expedientes, como se dice, en capilla", dijo.

El director del Metro reiteró que el problema más complicado para resolver, de los 11 puntos comprometidos con el alza a la tarifa, es el de los comerciantes. Por tanto, explicó que la Secretaría de Gobierno iniciará mesas de negociación con los líderes de los vagoneros, "espero que esto ocurra y que podamos ir apretando sin que causemos mayor conflicto dentro del sistema", dijo.

"Los hemos detectado impidiendo el cierre de puertas, jalando palancas, es complicado el problema. Estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo en la Línea 1, que es donde tenemos nuestro mayor compromiso y tengo entendido que en enero el gobierno de la ciudad apoyará con 500 elementos más", agregó Ortega Cuevas.

El funcionario señaló que conforme pasen las semanas se irán afianzando los operativos porque ya se percibió que las organizaciones de vendedores se están cambiando de línea e incluso ya existe conflicto entre ellos.

Por ello, enfatizó que en algún momento tendrán que presentar una denuncia, porque hay un delito detrás de la venta dentro del Metro.

"Son grupos muy complicados, porque no es un problema de solamente hacerlo un tiempo para que se salgan, sino tiene que ser sostenido, incluso hemos detectado grupos que se han querido meter y que no se dedicaban a esta actividad; va a ser un batallar constante", remarcó el funcionario capitalino.

Finalmente, dijo que no se atrevería a dar una calificación a la actuación de la Policía Bancaria hasta que transcurra más tiempo desde que se implementó el operativo.