Taxistas: primero apliquen la ley a Uber, luego reforman

Taxistas organizados consideraron que el gobierno capitalino solo gana tiempo para que llegue la siguiente legislatura a la ALDF para reformar, sin castigar la ilegalidad.
Oliver Bastida, Daniel Medina e Ignacio Rodríguez, voceros de Taxistas Organizados de la Ciudad de México.
Oliver Bastida, Daniel Medina e Ignacio Rodríguez, voceros de Taxistas Organizados de la Ciudad de México. (Especial)

Ciudad de México

La agrupación Taxistas Organizados de la Ciudad de México planteó que si el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, tiene interés particular en que entren en operación Uber y Cabify, primero debe aplicar la ley y evitar su servicio ilegal, y luego, que haga las consultas y proponga las normas para su operación.

Los voceros de TOCM, Daniel Medina e Ignacio Rodríguez, consideraron además que Mancera utiliza a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal para tratar de imponer una ilegalidad, con la opinión emitida por ese organismo respecto a empresas que prestan el servicio de transporte de personas, sin concesión, solicitado mediante aplicaciones en móviles.

Los taxistas organizados publicaron una respuesta con argumentos jurídicos a la opinión de la CDHDF emitida en un boletín sobre los servicios de Uber y Cabify.

En ese documento se refieren al expediente de queja que esa comisión informó que tiene, por la falta de intervención de la autoridad respecto a la prestación del servicio de transporte público tipo taxi, sin la concesión respectiva, la cual está en investigación y documentación.

En Taxistas Organizados de la Ciudad de México suponen que dicha queja es de oficio, ya que la CDHDF no identifica "cuál o qué parte de los involucrados en esta situación reclama su intervención" y debido a que la ley prevé dar trato confidencial a la información o documentación relacionada con los asuntos de su competencia, mientras se investigan las quejas o denuncias.