UNAM: contaminación de Xochimilco es irreversible

Advierten que la situación es crítica porque sus 183 kilómetros de canales reciben aguas negras y la calidad del líquido disminuyó por el uso de plaguicidas, la invasión de áreas y la desecación.
Informan que hay 3 mil 500 desagües que vierten, cada día, millones de litros de líquido contaminado.
Informan que hay 3 mil 500 desagües que vierten, cada día, millones de litros de líquido contaminado. (Elia Castillo)

México

La contaminación en las chinampas de Xochimilco es crítica, concluye un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que señala que los 183 kilómetros de canales han perdido paulatinamente la calidad en su agua por mal manejo de residuos sólidos, el uso indiscriminado de plaguicidas, falta de control en los cambios de uso de suelo, invasión del área natural protegida y la desecación de canales para ampliar parcelas y calles.

El daño al sistema lacustre de Xochimilco, que es el último remanente del conjunto de los lagos que albergaba la cuenca del Valle de México, es irreversible. Está inmerso entre asentamientos irregulares y descargas de desechos en sus canales que ponen en riesgo su calificación internacional de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El Instituto de Ingeniería de la UNAM es tajante y señala que ubicaron mil 374 descargas de aguas negras y grises provenientes de 917 predios, aunque esto es solo una muestra, ya que los expertos sostiene que es más del doble.

Además, calculan una muestra real de, por lo menos, 3 mil 500 desagües que vierten a diario millones de litros de líquido contaminado.

El estudio “Censo de descargas de aguas negras y grises en los canales de Xochimilco” destaca que los niveles de contaminación son tan altos que las chinampas ya presentan salinación, hundimiento e inundaciones.

La investigadora de la UNAM, Rosario Iturbe Argüelles sostiene que para llegar a estas conclusiones un grupo de expertos inicia un censo en la zona lacustre, que desde 1984 es considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

“Se hizo un censo de descargas que inició a fines de 2013 y se concluyó este año, se entregó el informe donde se obtuvo que hay alrededor de mil 300 descargas de aguas negras y aguas grises que son las de lavado y cocina.

“Pero se supone que puede ser el doble de descargas, porque muchas ese ellas no se ven, no están visibles, están por debajo del agua o muchas de ellas hacen sus descargas en la noche por lo que estimamos que son del orden de 3 mil 500 descargas”, dijo.

La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del DF (Seciti) también se sumó a este proyecto para rehabilitar el área de canales de Xochimilco, San Gregorio Atlapulco y San Luis Tlaxialtemalco.

“El diagnóstico nos arrojaba que la principal problemática atravesaba por el tema del agua, la falta de calidad del agua en los canales de Xochimilco, lo cual se debe a una serie de fenómenos que se presentan en toda la zona canalera muy diversos”, admitió Mauricio León Salazar, director de Infraestructura, Modernización e Innovación Tecnológica de la Seciti.

Las consecuencias

Las colonias con mayor número de predios con descargas se sitúan en el centro de la demarcación, justo donde están los barrios colindantes con la zona chinampera y que a lo largo de los años han sido invadidos por venta ilegal o herencias entre las familias.

Así destacan el barrio de Caltongo, Tlacoapa, San Lorenzo y la Asunción, estas cuatro colonias representan 60 por ciento de las descargas.

En tanto, que el barrio de San Cristóbal y los pueblos de Santa Cruz Acalpixca y San Gregorio Atlapulco concentran otro 25 por ciento de la contaminación por desechos.

Esta situación es preocupante, ya que son de estos lugares donde sus pobladores extraen el agua para riego de hortalizas y verduras que se producen en la zona: lechuga, espinaca, zanahoria, jitomate, acelga, brócoli, calabaza, quelites, apio, coliflor, cilantro y rábano, entre otros.

“En muchos puntos sí hay algunos barrios que tienen agua potable para el riego de sus cultivos, pero la gran mayoría riega con agua de los canales. Al tener esos niveles de contaminación, obviamente es un delito ambiental y es una pena tener estos niveles en un lugar que es Patrimonio Cultural de la Humanidad”, lamentó la investigadora.

Los problemas de salud que esto ha originado, sostiene el estudio de la UNAM, es alarmante porque en las muestras de estudio del agua se encontraron bacterias de origen fecal procedentes de heces.

“En el agua de los canales del embarcadero de Caltongo tenían valores de entre 50 y 1100 NMP/100 de agua, siendo que la Norma Oficial México a para aguas residuales tratadas destinadas para servicios al público en contacto directo indica que debería tenerse un máximo de 240 NMP/200 ml”, destaca el estudio.

Al respecto, los pobladores de estas colonias se defienden y acusan que las autoridades delegacionales han sido omisas.

No sirven las compuertas o son manipuladas sin un programa específico, tampoco hay bombeo de agua. En San Gregorio, por ejemplo, hay un desagüe que inicia en la zona alta de San Pedro Atocpan, en Milpa Alta, y desemboca directo a la zona lacustre de ese poblado.

Además, de las cuatro plantas tratadoras de agua instaladas, las autoridades delegacionales las olvidaron y tres de ellas no sirven.

“Muchas descargas son de los registros (que coloca) la misma delegación, que los ponen directo a los canales, porque uno dice: A lo mejor como ciudadano, no me queda de otra; pero que la autoridad con recursos y todo haga eso, pues es muy desafortunado”, afirma César del Monte, integrante de la cooperativa para la elaboración de trajineras con PET.

Turismo: objetivo internacional

Por sus tradiciones, ferias, artesanías, producción de flores y paseos en trajineras, Xochimilco es uno de los principales atractivos del Distrito Federal.

Al año recibe un promedio de 1.5 millones de visitantes nacionales y extranjeros, de hecho, internacionalmente lo presumen como “ciudad intangible que concentra sus tradiciones y costumbres como baluarte universal”.

Sin embargo, el daño al sistema lacustre de Xochimilco, último remanente del sistema de los lagos que albergaba la cuenca del Valle de México, es palpable también para el turismo por los olores fétidos que se perciben sobre todo en época de calor.

Y mientras las autoridades delegacionales fomentan la proyección de Xochimilco en Croacia, Chile, Cuba y Corea del Sur, el problema de la contaminación en sus canales lo tratan de revertir otras instancias.

“La idea de elaborar este estudio es conocer la condición real en la que se encuentran los canales, el nivel de contaminación, el tamaño del problema y junto con otras instancias  principalmente del GDF, estamos hablando de la Secretaría del Medio Ambiente, Sacmex, Corena, realizar un plan de mejora integral que atienda el tema de las descargas en los canales de Xochimilco.

“Actualmente se trabaja con la rehabilitación de las plantas de tratamiento que existen en la delegación Xochimilco, en particular estamos trabajando en tres plantas de las cuatro existentes con lo cual se pretende renovar la cantidad y calidad y aportación de estas plantas hacia los canales que es agua de muy buena calidad para mejorar el agua en los canales”, afirmó el funcionario de la Seciti.

El estudio de la UNAM establece que para solucionar el problema las autoridades podrían colocar un drenaje adecuado a las condiciones de hundimiento y pendientes vertidas en la zona y el posterior saneamiento de las aguas.

“Pero las autoridades no quieren, porque dicen que si colocan drenaje, las personas seguirán construyendo casas y llegará más y más gente a poblar la zona chinampera”, lamentan los prestadores de servicios.