En 15 días reanudarán obras de túnel en Río Mixcoac

El secretario de Obras y Servicios del gobierno capitalino, Edgar Tungüí, dijo que la construcción del deprimido llevará 22 meses, una vez que arranque el proyecto.

Ciudad de México

El secretario de Obras y Servicios del Gobierno del Distrito Federal, Edgar Tungüí Rodríguez, anunció que en 15 días darán inicio los trabajos del deprimido de avenida de los Insurgentes y Río Mixcoac.

"Estamos hablando de que vamos a iniciar la obra, estamos en todos los preparativos, en la parte de revisar señalamiento de desvíos. Considero que en unos 15 días podremos estar ya trabajando directamente en el sitio, hemos empezado trabajos en Calzada de Tlalpan y Circuito Interior, y estamos por iniciar trabajos en Revolución y Molinos", señaló.

Luego de realizar un recorrido de supervisión por las obras de la Línea 6 del Metrobús, Tungüí dijo que las obras en Río Mixcoac cuentan con el apoyo de los vecinos, por lo que descartan protestas, como las ocurridas en abril.

El funcionario aseguró que mandaron levantar una encuesta con los vecinos de la zona, en donde 70 por ciento dijo estar a favor de la obra.

Para la población habrá dos módulos, uno fijo en el camellón de Río Mixcoac y otro itinerante en las colonias aledañas para que la gente se pueda acercar ahí a pedir información.

"Entonces, lo que estamos haciendo es una reprogramación de la obra para cumplir con los tiempos, estamos hablando de 22 meses de obra una vez que arranquemos con el proyecto", expuso.

"Entonces creo que sí tenemos que sopesar cuál es el beneficio de la obra, porque lo que es importante aclarar que todo este conflicto vial que se hace actualmente, pues va a desaparecer una vez que se cuente con el deprimido y además les vamos a devolver un espacio público que actualmente ellos no pueden ocupar", mencionó.

Tingüí recordó que la construcción del túnel estuvo detenida porque forma parte de un proyecto financiero Pago Por Servicio (PPS), que incluye trabajos en laterales de Circuito Interior, Calzada de Tlalpan y lo del puente de Molinos.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal estarán en la zona como apoyo en los desvíos de vehículos y el control del tránsito durante todo el proceso de las obras.

"Espero que podamos llevar a cabo la obra sin ningún problema. Uno de los reclamos de los vecinos es que no ha habido suficiente información; lo que estamos ahorita es abiertos a dárselas, no hemos suspendido las mesas de negociación con los vecinos".

También hay 20 brigadas informativas de la Sobse, de la Secretaría de Gobierno y la del Medio Ambiente.

La folletería tiene información sobre la obra y de los desvíos locales y regionales de la circulación vehicular que se tendrán, además de la restitución de árboles. 

El deprimido mide cerca de 600 metros y es de dos niveles que permitirán darle continuidad al Circuito Interior.