A 7 años del Suburbano, ninguna denuncia por acoso a pasajeras

Con seguridad privada y 500 cámaras resguardan a los 178 mil usuarios que viajan cada día.
El sistema de transporte conecta al Distrito Federal con el Estado de México.
El sistema de transporte conecta al Distrito Federal con el Estado de México. (Omar Franco)

Ciudad de México

A casi siete años de haber entrado en funciones, el Tren Suburbano, que conecta al Distrito Federal con el Estado de México, el sistema no tiene ninguna denuncia de violencia contra las mujeres.

De acuerdo con el Informe Especial de Movilidad de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la violencia sexual constituye un obstáculo para las mujeres porque afecta su derecho a la movilidad.

Las estaciones Buenavista y Cuautitlán cuentan con ministerios públicos y hay 500 cámaras de videovigilancia distribuidas en siete estaciones que operan las 24 horas del día, detalló Max Noria, director comercial de Ferrocarriles Suburbanos.

Informó que existen 165 elementos policiacos que resguardan las instalaciones y a los 178 mil usuarios que usan este transporte cada día.

De acuerdo con señalamientos de los usuarios, cada uno de ellos se ha vuelto partícipe del cuidado y seguridad de este transporte colectivo, ya que no se permite comer dentro de los trenes y andenes y no existe la posibilidad de que los vendedores ambulantes comercien en los convoyes, pues así lo establecen sus normas.

"Anualmente, hay una encuesta de satisfacción y los usuarios califican bien el servicio", explicó Noria.

También hay rondines diarios del personal de seguridad que están alertas a lo que sucede al interior de cada uno de los vagones.

Añadió que el costo mínimo de 6 pesos con 50 centavos se ven reflejados en las condiciones en las que se mantienen las instalaciones.

Como parte de las facilidades que ofrece el Tren Suburbano está el biciestacionamiento que ofrece a los usuarios, además de contar con un espacio para que los pasajeros estacionen sus vehículos todo el día por solo 30 pesos.

Un usuario que se identificó como Alberto mencionó que el Tren Suburbano es más limpio, seguro y eficiente que el Metro, y aunque tiene una tarifa más alta ($15.50 la tarifa más elevada) está contento de pagar un extra por un servicio de calidad.

De acuerdo con estudios del Suburbano, la población promedio de este transporte tiene 36 años y es una población económicamente activa. En su mayoría, con la licenciatura concluida y 51 por ciento de los pasajeros son varones y el resto mujeres.

El sistema cuenta con una red de 27 kilómetros de vías que pasan por las delegaciones Cuauhtémoc y Azcapotzalco, en el Distrito Federal, y Tultitlán, Lechería, San Rafael, Tlalnepantla, Fortuna y Cuautitlán, en el Estado de México.