Confían Topos en que no haya mucha gente entre escombros

Roberto Hernández, uno de los 30 Topos que trabaja en la remoción de escombros en el hospital infantil de Cuajimalpa, dijo que afortunadamente hay pocos lesionados para la magnitud de la explosión.
Personal de Protección Civil, policías y bomberos realizan las labores de rescate.
Alrededor de 30 integrantes de los Topos trabajan en la remoción de escombros en el hospital infantil de Cuajimalpa. (EFE)

Ciudad de México

El equipo de rescate Topos confía en que no haya mucha gente atrapada entre los escombros del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, donde esta mañana explotó una pipa de gas.

"Afortunadamente hay muy poca gente lesionada para la magnitud de lo que vemos, es impresionantemente muy grande (la destrucción)", dijo Roberto Hernández, uno de los 30 Topos que están en el hospital infantil.

Alrededor de las 7:30 de la mañana explotó una pipa de gas adentro del hospital infantil de Cuajimalpa. El saldo preliminar es de dos muertos, una menor de edad y una mujer, informó el jefe delegacional de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, luego de que se habló de hasta siete personas fallecidas.

Con palas, picos y carretas, principalmente, unos 30 integrantes del equipo de rescate Topos remueven los escombros en tres zonas del hospital.

Roberto Hernández está a la mitad de la zona de desastre, que describió como "peor que en el 85". Pese a esto dijo que "definitivamente no" esperan encontrar un gran número de víctimas entre los escombros.

"Es difícil que encontremos a gente atrapada porque ya se hubiera visto. En la parte donde se está trabajando no hay posibilidades de que hubiera habido gente ahí".

Aplaudió la presencia y disposición de muchos voluntarios que llegaron al lugar para apoyar en las labores de rescate, aunque comentó que "hay mucho equipo, mucha gente y muy poca organización". Dijo que hay unas dos mil personas en el lugar.

En el lugar están desplegados elementos de todos los cuerpos de emergencia del gobierno capitalino, elementos de la Gendarmería y del Ejército.

Insistió en que ante la magnitud de la explosión el saldo de heridos y muertos no es tan dramático, y reiteró que no se esperan muchas víctimas más.