Toman de manera simbólica sede del Conaculta

Integrantes de la Asamblea de la Comunidad Artística protestaron sobre el camellón de Paseo de la Reforma contra el "destinterés" del gobierno federal hacia la producción artística.
Autoridades del Conaculta y artistas dialogaron, luego de que estos últimos hicieron la toma simbólica de la sede de ese consejo, en demanda del pago inmediato de adeudos y el compromiso de que no sean cerrados recintos culturales, ente otras demandas.
Autoridades del Conaculta y artistas dialogaron, luego de que estos últimos hicieron la toma simbólica de la sede de ese consejo, en demanda del pago inmediato de adeudos y el compromiso de que no sean cerrados recintos culturales, ente otras demandas. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Con demandas como el pago inmediato de los adeudos y el compromiso de no más retrasos, no al cierre de recintos culturales o no al recorte presupuestal en educación y cultura, un grupo de integrantes de la Asamblea de la Comunidad Artística (ACÁ) realizó la “toma simbólica” de las instalaciones del Consejo  Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en Paseo de la Reforma.

Alrededor de las 10:30 de la mañana, unas 60 personas se manifestaron sobre el camellón de Paseo de la Reforma en contra de lo que llamaron el “desinterés y franco desdén de los gobiernos de los últimos 15 años y en especial del gobierno actual” hacia la producción artística del país, lo que se refleja en la amenaza de recorte presupuestal a educación y cultura, así como una situación laboral “precaria y contrataciones injustas”.

Previo a la realización de una mesa redonda denominada “Una cultura o muchas culturas, ¿Qué tipo institución cultural necesitamos”, se leyó un pronunciamiento de la ACÁ en el que también se demandó la “reformulación de la relación contractual entre trabajadores del arte e instituciones culturales, seguridad social para trabajadores del arte y la cultura”, además de la instalación de foros, a nivel nacional y con carácter resolutivo, “para la elaboración de un nuevo moldeo de política cultural”.

En el encuentro estuvieron presentes algunos funcionarios del Conaculta, encabezados por Antonio Crestani, director general de Vinculación; María Eugenia Araizaga, directora general de Administración; Luis Cacho, director general Jurídico, y José Antonio Hernández Brito, director de Relaciones Laborales, del Conaculta, quienes buscaron dar respuesta a cada uno de los cuestionamientos presentados.

Acerca de los pagos atrasados, Crestani recordó que desde finales del año pasado el presidente del Conaculta giró instrucciones para que se revisaran de manera profunda los mecanismos administrativos, a fin de contar en 2015 con “una seguridad y una celeridad mayor en este tipo de trámites”.

“Se ha cubierto 98 por ciento de los adeudos que se tenían con los prestadores de servicios artísticos y culturales. El resto se verá beneficiado una vez que los mismos beneficiarios regularicen su situación particular: el retraso de los pagos no solo se debe a que el Conaculta se haya tardado, a veces son los propios creadores los que no han llegado a cubrir lo que la normatividad y lo que la ley señala”, enfatizó el funcionario.

En un diálogo que duró poco más de dos horas, los integrantes de la Asamblea plantearon diversos cuestionamientos, como la posibilidad de recuperar el manejo de los montos etiquetados, las perspectivas para que mejore el tema de los pagos, el destino del Teatro Julio Jiménez Rueda o referencias a información de la Auditoria Superior de la Federación.

Las mesas redondas convocadas por la Asamblea de la Comunidad Artística se realizarían a lo largo del día, acompañada de literatura, música, baile, proyección de videos, performance, cabaret, pintura o artesanía.