Taxistas llevan alternativa de vehículo preferente a la ALDF

La adaptación que proponen para dar servicio a personas con capacidades distintas implica un gasto de 25 mil pesos, mientras que sería de 70 mil con el modelo del GDF.
Taxistas bloquearon el Eje Central, a la altura de Pirineos, en la colonia Portales.
Taxistas bloquearon el Eje Central, a la altura de Pirineos, en la colonia Portales. (César Velázquez)

Ciudad de México

Luego de haber bloqueado por una hora el tránsito vehicular en el Eje Central, en la colonia Portales, taxistas del Grupo Quetzales entregó en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal una propuesta alternativa de vehículo "preferente" para personas de distintas capacidades, al considerar costoso e impagable el modelo planteado por el gobierno capitalino.

La petición de taxistas de esa organización y del Sindicato Nacional de Trabajadores del Transporte fue entregada a la presidenta de la Comisión de Movilidad, Transporte y Vialidad en la ALDF, Claudia Guadalupe Cortés, quien dijo que el miércoles próximo recibirá a los solicitantes en la sesión de ese grupo de trabajo legislativo.

Los manifestantes demandaron que se les permita trabajar sin la necesidad de adquirir la camioneta que se tiene propuesta por el Gobierno del Distrito Federal, así como acceder a créditos del transporte.

Los taxistas exhibieron afuera del recinto legislativo un vehículo Tsuru con una modificación en el asiento e instalada una cámara de seguridad.

Se explicó que las modificaciones del asiento, que se colocan en el lugar del copiloto, consisten en una adaptación tipo twister, es decir, que permite girar el asiento y sacarlo para facilitar el ascenso de una persona que requiera una silla de ruedas.

La cámara de seguridad tiene enlaces para poder descargar las fotografías desde la página de la asociación y se buscará tener coordinación con las instituciones de seguridad.

De acuerdo con la propuesta del gobierno de la ciudad, se integrarían 120 taxis preferentes para hacer mil 200 viajes solo con personas discapacitadas, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Denis José González Hernández, coordinador de Quetzales, destacó que este equipamiento que proponen tendría un costo cercano a 25 mil pesos, a diferencia de la camioneta que anunció el Gobierno del Distrito Federal, el pasado 9 de septiembre, que al menos representaría una inversión de unos 70 mil pesos.

“Queremos que se permita la adecuación de los vehículos que ya tenemos con estos instrumentos, con los créditos”, mencionó.

“No es costeable (el propuesto por el GDF), al final, con todo y los créditos acabarías pagando como 90 mil pesos”.

Así también, se propuso la creación de un Consejo de Transporte Público que pueda atender situaciones públicas y particulares.

Los taxistas amagaron con más bloqueos al tránsito vehicular, en caso de que no se acepten las modificaciones planteadas.