Taxis pirata burlan la verificación en el DF

Unidades irregulares realizan el trámite en otras entidades al usar placas de otros estados; no obstante, circulan en la Ciudad de México.
Unidades viejas son preparadas para actualizar las cromáticas.
Unidades viejas son preparadas para actualizar las cromáticas. (Archivo)

Ciudad de México

Los taxis pirata que circulan en el Distrito Federal burlaron la verificación vehicular que se aplica en la Ciudad de México y obtuvieron la nueva cromática con solo ponerle placas particulares a su auto y realizar el trámite en otros estados, principalmente en el Estado de México.

Con ello, evitan ser detenidos por las patrullas ecológicas, aunque ofrecen un servicio ilegal, pues no cuentan con la concesión de transporte público.

MILENIO constató que la agrupación de Taxis Pantera, una de las más influyentes y que está ligada al PRD, le pide a sus agremiados que tengan placas de otros estados para así obtener un supuesto amparo, que permite ser taxi en la Ciudad de México.

En diversos recorridos también se comprobó cómo las unidades ilegales, que cuentan con los colores de las cromáticas oficiales en rojo candy, solid gold y en rosa con blanco, tienen placas del Estado de México para circular.

Como ejemplo está circulando en la ciudad un taxi ilegal tipo Atos, con placas del Estado de México, MRE 8539, así como dos Tsuru con las láminas LSD 5314 y MSH 3640.

El secretario de Movilidad del DF, Rufino H. León, señaló que uno de los requisitos para verificar un taxi del DF es que la unidad cuente con su concesión.

Dijo que fue un acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente del DF y forma parte de las acciones que se realizan para atacar el transporte ilegal en la ciudad.

Con la prohibición de la verificación, el GDF pretendía disminuir considerablemente el número de unidades ilegales, que de acuerdo con estimaciones de integrantes de la Comisión de Movilidad de la Asamblea Legislativa supera las 25 mil unidades.

Representantes de taxistas regulares señalaron que el gobierno de la ciudad debe endurecer los operativos para combatir a las unidades ilegales, que les ocasionan una merma en el pasaje de hasta 30 por ciento.

Francisco de la Cruz, representante de Campamento 2 de Octubre, solicitó al GDF que dé instrucciones al Instituto de Verificación para que remita al corralón a las unidades ilegales, principalmente en las delegaciones periféricas de la ciudad.

"Hemos enviado diversos oficios al gobierno capitalino, dirigidos al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para que los operativos sean contra los taxis ilegales, pues por cada 10 unidades detenidas, solo una es pirata", indicó de la Cruz.

Ignacio Rodríguez, de la Asociación de Taxis Regulares, recordó que los pirata operan en Iztapalapa, Iztacalco, Gustavo A Madero, Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Tláhuac, Xochimilco, Tlalpan y Venustiano Carranza.