Taxis ejecutivos esquivan la Ley de Movilidad

Hay 5 mil autos particulares que transportan personas sin una concesión ni cromáticas.
Las empresas se promocionan en internet.
Las empresas se promocionan en internet. (Especial)

Ciudad de México

Operando de manera ilegal, con unidades que no cuentan con certeza de seguridad para el pasajero y evadiendo la Ley de Movilidad en el Distrito Federal, cerca de 5 mil autos particulares prestan servicio como taxis ejecutivos.

De acuerdo con un reporte oficial del gobierno capitalino al que tuvo acceso MILENIO, esos servicios de transportación ejecutiva ofrecen supuestamente confort y seguridad, pero no mencionan que carecen de concesión y que no están autorizados por la Secretaría de Movilidad ni reconocidos en la Ley de Movilidad vigente.

Además de que la mayoría de las unidades no tiene los implementos necesarios para prestar el servicio de transporte, como un taxímetro o cromática, no hay registro público de esas unidades, de sus operadores, dueños y rutas, como se les exige a los taxis concesionados.

Para ingresar a una de las organizaciones de taxis ejecutivos solo se deben presentar en una de las oficinas de los grupos y pagar 5 mil pesos por la inscripción.

Su auge inició hace cerca de seis años, con el crecimiento de las oficinas corporativas y comerciales y ante la necesidad de usuarios por salir de sus oficinas y encontrar un taxi.

La diferencia con los servicios de transporte regulares se marca también en que los "ejecutivos" no prestan servicio en toda la ciudad, tienen lugares focalizados donde han creado grupos de protección y de servicio, a pesar de que violan el artículo 151 de la Ley de Movilidad.

Ante su carencia de autorización por parte de la Secretaría de Movilidad, los llamados taxis ejecutivos prestan servicio principalmente en zonas residenciales, corporativos, oficinas y hoteles.

En los últimos meses han agregado a su forma de operación, los anuncios en la web, donde ofrecen sus servicios y, a pesar de ello, en esta administración no se han realizado operativos contra esos grupos que se identifican con logotipos y teléfonos.

Durante la Administración de Marcelo Ebrard en el GDF, se realizaron operativos para desarticular esas agrupaciones y después se aplicó un programa para regularizarlos.

Como no tienen bases autorizadas por la Secretaría de Movilidad, ocupan aceras o espacios en vialidades cercanas donde se encuentran sus clientes. Los principales puntos de operación de los taxistas ejecutivos se ubican en Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Cuauhtémoc, Tlalpan, Benito Juárez, Coyoacán e Iztapalapa.

Según un diagnóstico de ese servicio, los taxis ejecutivos tienen bases intermitentes para evitar ser ubicados por los operativos del Instituto de Verificación Administrativa.

MILENIO comprobó que algunas de las agrupaciones que operan son Servi Plus o Cabrera en Polanco y Lomas; Servicio Cabrera, Roma y Condesa; Súper Sitio, Vallejo, Tlalpan y Del Valle; Servi Exel y Servi Taxi, Santa Fe y Ejecutivo Service en Lomas de Chapultepec.

Además, se ubicó la operación de Concepto, Nápoles y Del Valle; Alfa y Omega, Polanco; Maxi Seguridad, Roma, Condesa y Del Valle; Elit, Polanco, Santa Fe, Aeropuerto, Condesa, Roma, Polanco y Nápoles; Treca, Lomas de Chapultepec; Imagen, Santa Fe y Nápoles; Delta, Cuauhtémoc; Lotesa, Tlalpan y Del Valle; Radio Elite, Miguel Hidalgo, así como Súper Sitio, Servicio Ejecutivo Martínez, Transportación Ejecutiva Elite y Servicio Ejecutivo Aguirre en otras zonas.