Taxistas se oponen a nueva cromática para sus vehículos

Frente a la Secretaría de Movilidad, representantes de 16 organizaciones independientes plantearon que la medida es onerosa, ociosa y dificulta la prestación del servicio.
Taxistas ofrecieron una conferencia de prensa frente a la sede de la Secretaría de Movilidad para oponerse al cambio de colores de sus unidades.
Taxistas ofrecieron una conferencia de prensa frente a la sede de la Secretaría de Movilidad para oponerse al cambio de colores de sus unidades. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Taxistas organizados de la Ciudad de México se niegan a adoptar la nueva cromática impuesta por el Gobierno del Distrito Federal desde la Secretaría de Movilidad (Semovi), al considerarla ociosa, onerosa y contraria a las facilidades para la prestación del servicio.

Unos 20 mil taxistas de 16 organizaciones independientes antepusieron el pasado 7 de octubre 16 recursos de amparo ante la autoridad jurisdiccional contra el cambio de colores para sus unidades.

Los transportistas concesionados en la modalidad individual de sitio y radiotaxi advierten que al igualar a los 20 mil de ellos con los otros 120 mil taxis regulares, más los pirata, el usuario no sabrá no solo cuál es cuál, sino tampoco si es un servicio seguro.

“Hoy mismo ya existe una gran cantidad de unidades pirata pintadas con la nueva cromática, siendo que en ellas se comete el mayor número de delitos a los usuarios del taxi”, dijo Rubén Alcántara, representante de los inconformes, durante una conferencia de prensa frente a las instalaciones de la Semovi.

Los conductores plantearon:, “entonces quiere la Semovi que se pinten todos los taxis por igual, sin ninguna variación, quebrantando esa diferencia que hoy y desde hace muchos años nos ha caracterizado con el fin de que la gente sepa qué vehículo es taxi de sitio o radio taxi”.

Añadieron que la falta de una identificación especial, “nos impedirá, porque ya lo sufrimos en otros intentos de homologarnos, la creación de una cartera de clientes y, por tal motivo, tendríamos que salir a las calles a pelear por el pasaje con el resto de los 120 mil vehículos debidamente registrados, más los pirata, lo cual también impactaría al medio ambiente, lo mismo la utilización de millones de litros de pinturas, solventes y demás químicos utilizados para adaptarse a la nueva disposición”.