Tardarán dos semanas los estudios en Santa Fe

La administración de Mancera asumirá su responsabilidad en materia de protección civil.

México

El predio de Santa Fe, donde han ocurrido tres deslaves desde el pasado 27 de octubre, es propiedad de un particular identificado como Carlos Rosette Herrejón y no del Gobierno del DF, informó el consejero jurídico de la capital, Manuel Granados.

En conferencia de prensa, explicó que tras una investigación de los registros del área se encontró que existió un decreto expropiatorio en 1984; sin embargo, Rosette Herrejón promovió una solicitud de reversión del predio en 1997, la cual se declaró procedente en enero de 2013.

"La posesión del inmueble, insisto, la tiene el propietario desde 1982 con cuentas prediales y de agua que viene ostentando la titularidad del predio", sentenció.

Explicó que en 1982 el dueño original desde 1959, Charles Breuer Moehl, del terreno conocido como La Alemana, lo subdividió en cuatro fracciones. Ese mismo año, Rosette Herrejón adquirió uno de ellos, justo donde actualmente se desgaja el cerro, con número de predial 056812240002.

Dos años más tarde (1984) se expidió el decreto expropiatorio por causas de utilidad pública y a través de una solicitud de reversión Breuer Mohel logró conservarlos y venderlos a un grupo hipotecario llamado Towers Garza y Franco, y después pasó a manos de Vista del Campo S de RL de CV, quien desarrolló el complejo habitacional de cinco torres de departamentos.

De igual manera, Rosette Herrejón conservó el predio y quedó al interior del fraccionamiento. Sin embargo, en los registros del gobierno de la ciudad no existe licencia o aviso de construcción.

Por el contrario, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda cuenta con la licencia de construcción para los cinco edificios. Para los dos primeros data del 29 de septiembre de 2003 y para los tres restantes del 17 de noviembre.

Por tanto, ante el derrumbe quien se debe hacer responsable es el propietario del terreno y el gobierno asumirá su responsabilidad en materia de seguridad.

"La corresponsabilidad es atender un tema de Protección Civil de manera coordinada", entre la delegación Cuajimalpa y el GDF, señaló Granados.

Sin embargo, dejó en claro que hasta que estén listos los estudios, en dos semanas aproximadamente, se podrán deslindar responsabilidades.

Respecto a las antenas, mencionó que la Federación tendrá que investigar sobre los permisos para su colocación y funcionamiento.

Alistan denuncia

Abogados de habitantes del complejo Vista del Campo en Santa Fe promueven entre los vecinos presentar una denuncia contra el gobierno capitalino y Arturo Rosette, propietario de la casa que está dentro del complejo, por daños a la propiedad.

El abogado Juan Rivero explicó que la exigencia de los vecinos es que se detenga inmediatamente el desgajamiento del cerro ante la opinión del Colegio de Ingenieros, que calificó como fuera de control el deslizamiento del talud.

"Obviamente nos da miedo a todos; los vecinos estamos apanicados, hay familias aquí, mujeres que están verdaderamente espantadas. Soy abogado, ya puse unos letreros, procederemos contra el Gobierno del DF, los ingenieros y los que han construido; voy a presentar una denuncia", dijo.

Explicó que uno de los compromisos que hizo el GDF fue pagar y reparar las afectaciones que ocasionó el derrumbe. Urgió a que inicien las obras de mitigación para detener el desgajamiento.

"Ojalá lo empiecen a hacer ahorita porque ese deslave va a seguir. Ya hablé con ingenieros y ese desgajamiento va a continuar", expresó.

Dijo que no va a desalojar su casa porque no tiene dinero para hacerlo.

El vecino permitió la entrada al fraccionamiento para ver la casa donde ocurrió el deslave y recorrer el lugar.

Los estacionamientos de las torres desalojadas están vacíos y personal del lugar estaba presentes al igual que topógrafos de la empresa TGC, contratados por el gobierno capitalino, hacen mediciones para registrar el avance del talud.

Por su parte, Itziar de Luisa, presidenta de la asociación de colonos, informó que este año lograron suspender tres obras de particulares que querían construir en zonas de valor ambiental.

Señaló que ayer clausuraron de manera simbólica la obra ubicada en Río Becerra, donde se quería levantar un estacionamiento de tres pisos.