TSJDF: en 8 años, 3 mil cadáveres sin identificar

En el Distrito Federal más de una persona muere diariamente y su cadáver no es reclamado.

México

Morir en la Ciudad de México por accidente de tránsito o de manera natural y no ser identificado implica que el cuerpo vaya a parar a la fosa común o sea diseccionado en una escuela de medicina; en ocho años ese ha sido el destino de 3 mil 411 cadáveres.

De acuerdo con información obtenida mediante la ley de transparencia en el Instituto de Ciencias Forenses, del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, más de una persona muere diariamente sin ser identificada.

Son fallecimientos por hechos de tránsito, muerte natural, homicidio, áreas de servicios públicos, suicidio y accidentes en el hogar o laborales.

También el hallazgo de fetos en algún espacio público creció de 2010 a febrero de 2015.

El reporte señala: en 2011 solo fue localizado un feto; en 2012, 12; 2014, 10, y en los dos primeros meses de este año fueron cuatro; todos terminaron en la fosa común.

En ocho años, de los 3 mil 411 cadáveres sin identificar, la fosa común del Panteón Civil de Dolores, ubicado en la delegación Miguel Hidalgo, recibió mil 509 cuerpos, en tanto que mil 902 fueron entregados a escuelas de medicina.

Cuerpos al desnudo

Los centros de estudio que recibieron en ocho años esos cuerpos han sido la UNAM, las escuelas Médico Militar, de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, además de instituciones particulares como las universidades Justo Sierra, Westhill, Anáhuac o la Tominaga, en el Estado de México.

En el caso de la escuela del IPN, el uso de cadáveres forma parte de su enseñanza diaria desde hace 30 años.

Su anfiteatro alberga hasta 25 cuerpos, que al ser ingresados se depositan en tinas de conservación, que con sustancias diversas los  mantienen hidratados.

Los cuerpos para su estudio y disección son enviados, previa solicitud, por el Servicio Médico Forense; al ingresar a la escuela de medicina los registran en bitácoras electrónicas y escritas, se elabora una ficha de identificación y los embalsaman.

El convenio entre el Semefo y el IPN señala que esta institución tiene 11 meses para conservar los cadáveres.

Si no se utilizan deben depositarlos en la fosa común del Panteón Civil de Dolores.

A cada grupo académico —hasta 17 en algunos semestres— se le asigna un cuerpo.

Los cuerpos, que servirán para la formación de médicos, serán abiertos para su estudio.

Los muertos

La mayoría de los cuerpos sin identificar y que fueron enviados a la fosa común han sido los de personas que fallecieron de forma natural.

De 2010 a febrero de 2015, 630 personas murieron por causas naturales en la vía pública y nadie reclamó los cuerpos; por hechos de tránsito perecieron 161 y no fueron identificados, y por homicidio, 120 cadáveres nunca fueron recogidos.

De esos cuerpos, 231 fueron levantados en la delegación Cuauhtémoc; en Gustavo A. Madero, 144, e Iztapalapa, 126, y el resto en otras demarcaciones.

***

Exige PRD cumplir en "Azcapo"

El dirigente del PRD en el DF, Raúl Flores, llamó a los militantes de su partido para exigir al delegado de Azcapotzalco, Pablo Moctezuma, cumplir sus promesas de campaña.

“Nunca dijo qué iba a hacer en los primeros 90 o 100 días de gobierno y por eso, como partido, tenemos que exigir que nos diga cuál es su plan de trabajo”, señaló.

Durante el foro “La ruta del PRD”, organizado por el Comité Ejecutivo Delegacional en Azcapotzalco, Flores dijo que la propuesta de su partido es que desde la oposición se consolide un parlamento ciudadano, con el fin de convertirse nuevamente en opción de gobierno en la demarcación en el próximo trienio.

“Con el parlamento, si falla el delegado tenemos la posibilidad de ir de manera ordenada y decirle ‘aquí estamos. ¿Ya tienes tu oportunidad?, pues venimos a decirte que sabemos exigir’. No vamos a patear la puerta, lo haremos ordenadamente, pero si no se nos hace caso, ahí vamos a estar para reclamar nuestro derecho”, insistió.

Dijo que revisarán los perfiles de los funcionarios que el delegado de Morena nombró, pues la mayoría no tiene los conocimientos para desempeñar su función ni conoce los problemas de la demarcación.

(Pedro Domínguez/México)