Sentencian a sujeto por violar indigentes

Alberto Presbítero Araiza ofrecía su casa, comida, ropa y solventes para que las jóvenes en situación de calle se drogaran; una vez en ese estado, abusaba sexualmente de ellas, informó la PGJDF.
Indigentes se niegan a recibir apoyos
(Especial)

México

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal sentenció a 27 años de prisión a Alberto Presbítero Araiza, quien alojaba a jóvenes en situación de calle, los drogaba, abusaba sexualmente de ellos y los fotografiaba desnudos.

La dependencia detalló que dictámenes periciales en criminalística, fotografía y química, asentados en el expediente 840/2013, permitieron que autoridades del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal confirmaran la sentencia impuesta al acusado.

Los magistrados de la 4 Sala Penal ratificaron la pena dictada por un juez de primera instancia contra Presbítero Araiza, acusado de corrupción de menores, resolución que fue notificada a la Subprocuraduría de Procesos.

En un comunicado, la dependencia detalló que en mayo, el ahora sentenciado recibió condena de 27 años de cárcel por el juez 25 en materia penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Oriente, quien también lo sancionó al pago de 186 mil 990 pesos de multa.

Especificó que el Ministerio Público recabó declaraciones de las víctimas, que señalaron que en 2012 conocieron a Alberto Presbítero, quien les ofreció ayuda, ya que vivían en situación de calle.

El sujeto les ofreció vivir en su casa, donde podrían comer, asearse y les dio ropa, además de solventes para que se drogaran; una vez en ese estado abusó sexualmente de ellas en un domicilio ubicado en la colonia Nativitas, delegación Benito Juárez.

Las afectadas coincidieron en señalar que este sujeto les pedía que se dejaran tocar y fotografiar desnudas.

Con la denuncia, elementos de la Policía de Investigación realizaron un operativo en el que aprehendieron al hombre y rescataron a otras víctimas en el referido domicilio, mismas que estaban drogadas, de acuerdo con lo asentado en el expediente 210/2012.