Sedeso da taller de buen trato en comedores comunitarios

La dependencia capitalina capacitará a 900 integrantes de los comités de administración de los 198 comedores comunitarios en el DF.

Ciudad de México

La Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal inició la capacitación de 900 integrantes de los comités de administración de los 198 comedores comunitarios que tiene el Gobierno de la Ciudad para garantizar un trato y servicio de calidad y calidez.

A los 198 comedores acuden cerca de 30 mil usuarios, que son principalmente de las zonas que presentan condiciones de mayor desventaja social.

Por ello, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) inició el “Taller de Sensibilización y Cultura del Buen Trato”, dirigido a los integrantes de los Comités de Administración que operan estos espacios.

Rosa Icela Rodríguez, titular de la Sedeso, explicó que el propósito del taller es generar elementos que permitan visibilizar de manera muy clara la importancia que tiene este programa social.

Dijo que a través de estas acciones el gobierno de la Ciudad de México busca garantizar el derecho a la alimentación, especialmente de la población que habita en las unidades territoriales clasificadas con índice de marginación medio, alto y muy alto.

Añadió que es importante que las y los administradores de los Comedores Comunitarios reconozcan el trabajo en equipo desde una perspectiva de equidad social y respeto, por lo cual se les brindan herramientas y estrategias, propuestas desde la cultura del buen trato, para que las apliquen tanto entre los mismos compañeros del comité, como con los usuarios del programa.

Asimismo, hizo hincapié en la responsabilidad social que tienen en sus manos para contribuir a mejorar las condiciones de salud y nutrición de la población objetivo, garantizando la atención prioritaria a sectores vulnerables, como niñas y niños, adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y en pobreza extrema.

El taller es impartido por al Área de Educación Continua de la Dirección General de Igualdad y Diversidad Social (DGIDS), y destaca la importancia de apoyar la economía familiar de los usuarios del programa, posibilitando el acceso a una alimentación con calidad e higiene a bajo costo, además de que son espacios en los que se fomenta la cohesión y solidaridad social.

Adriana Contreras, titular de la DGIDS, señaló que la cultura del buen trato es una propuesta basada en el desarrollo de estrategias y habilidades para aprender a relacionarnos en los diferentes contextos, como la escuela, el trabajo, la familia, la pareja, etc., desde una perspectiva de igualdad y respeto; es decir, sin tener que recurrir a la violencia como mecanismo de control o sometimiento.

En este sentido, expresó,  la cultura del buen trato plantea el manejo de emociones y la comunicación como método idóneo para evitar confrontaciones con las y los otros.

En el taller se les capacita en materia de derechos humanos, políticas públicas y programas sociales, sobre cómo poner en práctica la cultura del buen trato, qué sucede cuándo hay una ruptura en el equipo de trabajo y estrategias (respeto, empatía y comunicación).