Reforestan para resarcir daños por obras en Río Mixcoac

La Secretaría del Medio Ambiente del DF construye un parque vertical y reforesta en banquetas, en la colonia Florida, cuyos árboles también son afectados por construcción de un túnel en Río Mixcoac.
La Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal aplica un programa de reforestación en la colonia Florida, por los que han sido afectados o lo serán con las obras de construcción de un túnel  en la zona de Mixcoac.
La Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal aplica un programa de reforestación en la colonia Florida, por los que han sido afectados o lo serán con las obras de construcción de un túnel en la zona de Mixcoac. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Para mitigar el impacto ambiental causado por obras viales en el sur de la ciudad de México, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalina lleva a cabo un programa de reforestación urbana que este día avanzó en la colonia Florida, en la delegación Álvaro Obregón.

En dicha colonia, así como en las contiguas Mixcoac e Insurgentes, delegación Benito Juárez, la población de árboles será impactada por la construcción de un doble desnivel vehicular de kilómetro y medio de longitud que conectará, mediante túneles, la avenida de los Insurgentes con el Eje 8 Sur y avenida Barranca del Muerto, una ruta actualmente saturada por el tránsito vehicular.

De acuerdo con Rubén Lazos Valencia, director general de Regulación Ambiental de la dependencia capitalina, la construcción afectará de forma permanente unos 9 mil metros cuadrados, lo que se pretende revertir con la construcción de un parque vertical y plantación de árboles en las banquetas de las colonias.

Otros 5 mil metros cuadrados afectados de manera temporal serán rehabilitados una vez concluidas las obras.

Entrevistado durante un recorrido por la colonia Florida, donde se plantaron algunos árboles hasta de 7 metros de altura en las banquetas, el funcionario explicó que la meta final es plantar mil árboles de distintas especies y tamaños, 300 de ellos en la primera etapa, actualmente en curso.

La mayoría de los árboles sustituidos estarán en el parque vertical, pero otra parte se plantará en las banquetas de las colonias afectadas, para lo cual la Secretaría del Medio Ambiente local trabaja en coordinación con los vecinos.

Recordó que para cualquier obra pública o privada en la ciudad se debe hacer un estudio llamado manifestación de impacto ambiental, a partir del cual la dependencia del Distrito Federal establece varias condiciones para que pueda llevarse a cabo.

En ese sentido, señaló que la Secretaría de Obras y Servicios, encargada de construir el doble desnivel, presentó su declaración de impacto, tras lo cual la Sedema determinó las medidas de remediación que incluyen el pago de cuatro millones 600 mil pesos, valor estimado de los árboles derribados.

Lazos Valencia confió en que una vez concluido el doble túnel y las medidas de mitigación, la calidad del aire mejorará en la zona, pues la circulación promedio de los automóviles se agilizará al pasar de 17 kilómetros por hora a 70 y eso reducirá la concentración de contaminantes.