ENTREVISTA | POR LILIANA CAVAZOS

Jorge Bacca Actor

Ciertos empleos solo se generan durante la temporada navideña; uno de ellos es el de ataviarse de rojo para dar vida al también llamado ‘Papá Noel’.

El espectacular trabajo de ser Santa Claus

Ciudad de México

Apareció de repente. Es mágico. En la planta baja del centro comercial Parque Delta de la Ciudad de México, Santa Claus se abre paso y saluda sin discriminar si son niños, adultos o personas de la tercera edad.

 

Le acompaña su tradicional risa jocosa, y un costal verde que carga con una mano y cuelga a su espalda. Los niños lo miran fascinados sin notar los detalles del disfraz.

 

Santa llega a un escenario montado junto a un pino navideño gigante: hay arbolitos de navidad, luces azules y pingüinos robots que mueven la cabeza de un lado a otro.

 

Disfraz o no, quien está detrás de esa barba se presenta como Santa Claus, respeta al personaje, respeta a la figura y lo que representa. Ni por error deja de sonreír y actuar como el misterioso hombre que en un trineo impulsado por renos voladores, le da la vuelta al mundo en una sola noche para repartir juguetes.

 

A la pregunta expresa ¿tú eres Santa Claus?, él responde “Claro que soy, aquí estoy, mírame, jo-jo-jo-jo”.

 

Luego se sienta y en corto comparte:

 

“Soy Santa Claus, pero tengo un amigo que me ayuda, él se llama Jorge Bacca”.

“Soy Santa Claus, pero tengo un amigo que me ayuda, él se llama Jorge Bacca”

 

¿Cuándo y por qué tú amigo Jorge Bacca decidió ayudarle a Santa Claus?

 

Fue hace diez años más o menos, y la principal razón es que a Jorge le gusta la alegría de los niños. Además es un trabajo muy espectacular y yo sé que a él le gusta mucho.

 

¿Cómo se prepara Jorge para ayudar a Santa Claus?

 

Es un proceso que empieza meses atrás, Jorge se prepara conociendo que es lo que quieren los niños, cuál es la tendencia, y siempre comprendiendo que hay niños muy diferentes, unos más sensibles que otros.

 

En este 2013, ¿qué es lo que piden los niños?, ¿piden lo mismo que hace 10 años?

 

Los niños siguen siendo niños, cambian los juguetes que piden, pero siguen siendo niños. Ahorita lo que piden es una tablet, y uno diría, ‘que extraño lo que piden’, cuando empezaron a pedir tablets me llamó mucho la atención y los papás me decían que se las piden en las escuelas.

Los niños siguen siendo niños, cambian los juguetes que piden, pero siguen siendo niños. Ahorita lo que piden es una tablet, y uno diría, ‘que extraño lo que piden’, cuando empezaron a pedir tablets me llamó mucho la atención y los papás me decían que se las piden en las escuelas.

 

Me dices que hay niños más sensibles que otros, ¿a qué te refieres?

 

Me refiero a que hay casos desgarradores que te piden que papá regrese a casa, o que papá se contente con mamá, llegan a pedírtelo, eso es desgarrador.

 

Santa Claus está lleno de misterios, ¿cuáles son las principales preguntas que te hacen los niños respecto a tus misterios?

 

Me preguntan si soy del Polo Norte y que si soy de verdad. La respuesta es muy sencilla, ‘claro que sí, aquí estoy, soy real y soy del Polo Norte, y soy mágico.

 

¿Qué es la magia de la navidad?

 

La magia de la Navidad es cuando te das cuenta que puedes llegar a tocara  otra persona con una palabra, con una caricia, con una mirada. Que un niño llega corriendo y con impulso puedo taclear a alguien de 1.90 como yo, es porque lo hacen con impulso de alegría.

 

¿Qué recomiendas para escribirte una carta?

 

Necesito que pongan su nombre porque son muchos niños, me tienen que decir si se portaron bien, regular o mal, y el siguiente paso es poner que juguetes quieren sabiendo que no siempre se pueden dar todos los juguetes.

 

La entrevista concluye ante los niños ya impacientes por saludar a Santa Claus. Los primeros en la fila son una pareja de hermanitos, ella está ansiosa y él esta inmóvil. Santa lo llama y de a poco lo convence de posar para la fotografía del recuerdo.

 

Suena el click de la cámara y un par de flashes se activan. Antes de la segunda sesión de fotos, Santa voltea y agrega una línea a la entrevista.

 

“Jorge cree en Santa Claus. Hace dos años se portó muy bien y por eso le regalé un celular. Yo, yo soy Santa Claus”.