Megalópolis recibirá 11 mil mdp para transporte

Las entidades que conforman la Megalópolis recibirán de Hacienda 11 mil millones de pesos para construir infraestructura y modernizar el transporte público hacia 2018.

Ciudad de México

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) destinará 11 mil millones de pesos de la banca de desarrollo para la construcción de infraestructura y modernización de las unidades de transporte público hacia 2018 en las zonas urbanas de las entidades que conforman la Megalópolis: Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, anunció Rafael Pacchiano, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Asimismo, erogará 150 millones de pesos para homologar las estaciones de monitoreo atmosférico en la Megalópolis y se sustituirán mil taxis de más de 10 años de antigüedad por vehículos híbridos.

“Lo que se está anunciado ahora es que en estos programas habrá una mayor cantidad de recursos de ahora a 2018 y anticipamos que se podrán colocar recursos adicionales por alrededor de 11 mil millones de pesos. Durante toda la administración del presidente Enrique Peña Nieto llegaríamos a una cifra superior a los 17 mil millones de pesos. La banca de desarrollo estaría preparada para ajustar el tamaño de los proyectos dependiendo de  la demanda de los mismos”, indicó Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda.

La Semarnat emprenderá la reforestación de 18 millones de árboles al norte y oriente del Valle de México para crear un cinturón verde, cuya extensión equivale a 30 veces el tamaño del Bosque de Chapultepec.

La dependencia también apoyará con 100 millones de pesos para que los vehículos de uso intensivo sean convertidos a gas natural o se les instale convertidor catalítico, indicó Pacchiano.

Al presentar el paquete de medidas adicionales para mejorar la calidad del aire en la megalópolis, el funcionario subrayó que las decisiones tomadas por la Federación no obedecen a convicciones políticas, sino que están basadas en garantizar un ambiente sano a los habitantes de esta región; en ese sentido, dijo que en el seno de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) existe una estrecha colaboración tanto con el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, así como con el resto de los mandatarios de la CAMe.

“Lo que está en juego es la salud de millones de personas que vivimos en la megalópolis, y la única forma de que podamos ser eficaces y podamos ofrecerlas una mejor calidad de vida es la colaboración, y ese ha sido el espíritu desde que se formó la Came, de trabajar en contingencias y con el que seguiremos trabajando junto con la Ciudad de México y el resto de los estados que conforman la megalópolis”.

Verificentros de SCT, aún sin homologar

Las 109 Unidades de Verificación para el transporte de carga y pasajeros que circulan con placa federal y que son operados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes aún no han sido homologados a la Norma Emergente de Verificación Vehicular.

Yuriria Mascott Pérez, subsecretaria de Transporte de la SCT, explicó que estas unidades de verificación tienen que ser homologadas a una plataforma tecnológica, por lo que firmaron un convenio de reconocimiento de los hologramas junto con la CAMe “para que tengan la misma exigencia que los centros de verificación”, con lo que se evitará la discrecionalidad.

Se calcula que en la megalópolis transitan alrededor de 150 mil vehículos con placa federal de los 500 mil registrados en todo el país. La mayoría de ellos son unidades de transporte de carga y pasajeros.

Pese a que había asegurado que sacaría de circulación “a las chimeneas rodantes”, Rafael Pacchiano precisó que la Semarnat solo tiene facultades para detectar a las unidades ostensiblemente contaminantes y aplicarles una multa; sin embargo, dijo, corresponde a la autoridad local remitirlas al corralón.

Además, informó que se homologará el programa ProAire de la Ciudad de México al resto de las entidades de la megalópolis, con lo que se busca la mejora de la movilidad y transporte público, el ahorro de energía y el aprovechamiento de nuevas fuentes eficientes de energía, así como la mejora en infraestructura disponible y desarrollo urbano eficiente.

Los 388 Verificentros federales en todo el país, sobre todo los cinco que se ubican en la Ciudad de México deben homologar su programa de verificación al de la capital, para que esas pruebas permitan ubicar vehículos contaminantes y poder restringir su circulación, secundó el coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la Asamblea Legislativa, Armando López Campa.

En todo el país, de acuerdo con datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, hay más de 800 mil 800 unidades de carga con placas federales, de ellas ingresan diariamente a la metrópoli en promedio 36 mil unidades a diésel, que son altamente contaminantes.

Esas unidades, de acuerdo con la Norma Emergente de Verificación, deben realizar el trámite obligatorio en verificentros federales o de manera voluntaria en los locales para poder circular en la ciudad.

Que la Federación mande a quien quiera: Mancera

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo que la Ciudad de México y sus verificentros están listos para recibir las supervisiones de personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y que el gobierno federal no amenace con ello. Destacó que ya están abiertos 60 de esos establecimientos, aunque solo 53 prestan el servicio.

“El gobierno de la República luego se enoja y nos amenaza con que nos va a mandar a la Profepa, que nos la mande, ahí vamos a estar pendientes de su llegada, porque estamos bien”, dijo Mancera.

Con ello se refirió al anuncio de la Profepa, ayer, de que volverá a hacer revisiones a los centros de verificación vehicular de la CdMx para ver si subsanaron la documentación que supuestamente les faltaba sobre calibración en sus equipos de medición.

Este lunes abrieron 60 de 67 verificentros en la capital del país, aunque 7 solo realizan pruebas estáticas, es decir, pruebas a autos de fábrica a los que no se les aplica el mismo protocolo que el resto de los vehículos.

Con el funcionamiento de 53 establecimientos se espera el aumento en el número de verificaciones diarias en relación con las que se efectuaron en promedio la semana pasada, cuando solo cuatro establecimientos abrieron y se efectuaron mil revisiones.

Mancera criticó al gobierno federal también al señalar que los tráileres y camiones de carga federal son altamente contaminantes, pero no los ha cambiado a pesar de tener un presupuesto cercano a los 300 millones de pesos para convertir en chatarra y sustituir esas unidades.

“Por qué no los cambian, por qué no se aterriza a nivel federal, o nada más en las ciudades, creo que no tienen bien claro el panorama y eso nos perjudica a todos”, indicó Mancera.

Además, reclamó a la Federación por no haber instalado los arcos detectores de autos robados en las casetas de la ciudad, así como por no aprobar la iniciativa sobre endurecer el delito de portación de armas fuego.

Claves

Reproche

• La semana pasada, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, pidió a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) dejar su actitud política frente a la crisis ambiental de la megalópolis, que el viernes sufrió nuevamente altos niveles de contaminación.

• “Si creen que nada más con la Ciudad de México van a resolver todo el problema de la megalópolis están mal. Ayer estuvimos viendo las mediciones, las cuales no solo implican a la capital, sino a la Zona Metropolitana”, señaló el mandatario. Un día después, el sábado, se decretó contingencia ambiental.