CDHDF lamenta aceptación de la Corte del arraigo

Se atenta contra el principio de presunción de inocencia, considera la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. Llama a abrir espacios de discusión sobre el tema.
La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, que preside Perla Gómez, consideró que la figura de arraigo atenta contra el principio de presunción de inocencia.
La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, que preside Perla Gómez, consideró que la figura de arraigo atenta contra el principio de presunción de inocencia. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) lamentó la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de aceptar la práctica del arraigo, pese a ser contraria a los tratados internacionales firmados por México.

Por una votación de 6 a favor y 5 votos en contra, la constitucionalidad del artículo 133 del Código Federal de Procedimientos Penales abrió la posibilidad de que se continué utilizando la figura de arraigo.

Para esa comisión, el arraigo es un mecanismo que, sin ser la consecuencia de un proceso penal, priva a la persona arraigada de su libertad y atenta contra el principio de presunción de inocencia, por lo que su aplicación contradice lo establecido en el artículo 1 constitucional, en particular respecto al postulado sobre efectuar la interpretación más amplia en favor de la persona.

Ese organismo autónomo destacó que la Corte tiene la facultad de aplicar el control de regularidad para determinar la invalidez de la figura, pues la misma no supera el test de razonabilidad, en virtud de que vulnera el derecho a la libertad personal, de tal forma que excede los límites impuestos al propio Estado.

La CDHDF invitó a las diferentes instituciones involucradas, así como a la sociedad civil a “buscar abrir espacios de diálogo y discusión en pro de buscar el fortalecimiento de un Estado democrático y garantista, en donde figuras como el arraigo no pueden tener cabida”.