Roban a Telmex 2 km de cableado de cobre

El hurto dejó sin teléfono e internet 3,500 casas y negocios de la Anáhuac, San Rafael, Tlaxpana, Tabacalera y Santa María desde hace cinco semanas.
Un técnico de una empresa filial de Teléfonos de México revisa un registro del cableado subterráneo.
Un técnico de una empresa filial de Teléfonos de México revisa un registro del cableado subterráneo. (Juan Carlos Bautista)

México

Al menos cinco colonias de la zona centro de la Ciudad  de México no tienen servicio de teléfono ni internet desde hace casi cinco semanas, debido a que se robaron alrededor de dos kilómetros de cable de cobre que brinda la conexión.

Los afectados, que suman más de 3 mil 500 casas y negocios, reportaron que Teléfonos de México les informó además que las instalaciones subterráneas fueron afectadas por las lluvias.

Aunado a esto, la reparación se retrasa porque gran parte del cableado pasa debajo de las aceras de la avenida Ribera de San Cosme, que está llena de ambulantes que impiden el trabajo de los técnicos.

“Nos dijeron que había problemas, que las líneas se habían caído por el cable que se habían robado. Hay problemas por los vendedores ambulantes que tapan los pozos. Tienes que llegar muy temprano o en la noche, ya que se quitan”, explicó José Luis Bravo, técnico de la empresa Impulsora Mexicana de Telecomunicaciones, filial de Telmex.

Las colonias afectadas son Anáhuac, San Rafael, Tlaxpana, Tabacalera y en menor medida Santa María la Ribera.

Los técnicos trabajaron ayer desde las 8 la mañana en toda la Ribera de San Cosme para verificar la conexión de las líneas. Pero señalaron que el problema más grave fue en la Central Madrid, ubicada en la esquina de las calles Madrid y Antonio Caso, colonia Tabacalera.

Para las 10 de la mañana, los puestos comenzaron a instalarse y los trabajadores se retiraron.

Conforme montan puestos, colocan maniquíes y rejillas donde cuelgan sus productos, los vendedores obstruyen los registros para verificar el cableado.

En tanto, los vecinos piden una solución inmediata, ya que el uso del teléfono y el internet es necesario para la vida cotidiana, incluso por temas de salud.

“Lo necesito porque tuve un problema físico un poco fuerte, un infarto cerebral y necesito hacer llamadas al hospital, a mis doctores, y no tengo (línea). El celular no me rinde, me gasto mucho en crédito”, explicó Damián, de la colonia Tabacalera.

De igual manera, Sebastián explicó que lleva más de un mes sin servicio y ya hizo el reporte correspondiente, pero no ha habido solución.

“Dicen que un servidor está descompuesto, siempre ponen un pretexto, y que ya va a quedar. Tenemos que seguir pagando aunque no haya línea”, expresó el vecino de Santa María la Ribera.

Uno de los lugares más afectados es la colonia Tlaxpana, en los límites de la Anáhuac. La muestra es el mercado de la zona, donde prácticamente 80 por ciento de los locatarios no tiene servicio de telefonía.

Algunos de ellos ya registran una reducción de hasta 30 por ciento en sus ventas, porque no tienen contacto directo con proveedores y clientes.

“Uno vive de los pedidos y muchos de éstos se hacen por teléfono, entonces hay que ir hasta los negocios donde se entrega el producto para preguntar qué se les ofrece, y esa es una pérdida de tiempo grande”, explicó el carnicero Manuel Gómez.

De la misma manera, la dueña de una pescadería explicó que desde finales de agosto hay fallas, pero de mes y medio a la fecha el servicio se suspendió definitivamente.