Restaurarán de nuevo 14 estatuas de Reforma

La Secretaría de Obras informó que en diciembre remozaron 76, pero que varias fueron vandalizadas, por lo que repetirán proceso.
Algunas todavía tienen un plástico protector.
Algunas todavía tienen un plástico protector. (Daniel Cruz)

México

Las 76 estatuas que se ubican en Paseo de la Reforma fueron sometidas a un proceso de restauración, y aunque los trabajos concluyeron en diciembre pasado, la Secretaría de Obras del DF tuvo repetir el proceso en 14 de ellas.

José Castro, director de Proyectos Especiales de la dependencia capitalina, explicó que las marchas y el vandalismo afectaron 14 esculturas, las cuales fueron grafiteadas o les robaron las placas.

Para que esto no se vuelva un círculo vicioso en el que el gobierno restaura y la gente destruye, se tiene pensado crear un mecanismo de protección en el cual estén involucradas otras dependencias; sin embargo, aún no hay nada concreto.

Castro comentó que hasta el momento las reparaciones no han generado un costo mayor a los cinco millones 278 mil 160 pesos presupuestados en un inicio, ya que la empresa responsable, Multiservicios de Construcción Ambiental y Restauración SA de CV, se comprometió a entregar el proyecto completo.

Según José Castro, no se tiene registro de que se haya hecho un trabajo de limpieza similar desde su colocación, el cual, por cierto, inició en 1889 y finalizó en 1895 por orden directa del entonces presidente Porfirio Díaz.

La construcción de los pedestales y su colocación empezó en 1878 en los andadores de Paseo de la Reforma, pero la idea original era colocar personajes de la mitología griega.

Al final, cada estado tuvo la oportunidad de escoger a dos personajes que hayan hecho grandes aportaciones en el ámbito político, militar, intelectual y científico, algunas entidades como el
Distrito Federal, Guerrero, Veracruz y Guanajuato colocaron más estatuas.

De acuerdo a la Secretaría de Obras el proceso que se sigue es el siguiente: remover las capas de pintura y suciedad

Además, la superficie de bronce se cubre con un removedor para metales, el cual se neutraliza mediante acidó acético para evitar que dañe el bronce.

También se aplica patina a base de cera de carnauba (da brillo, ayuda a mantener la dureza y es resistente al desgaste) y color hasta alcanzar la textura original de cada una de las esculturas y jarrones. Por último, se aplica una capa de esmalte para su protección.

El gobierno informó que la empresa que restauró las imágenes es distinta a la que dañó El Caballito, el año pasado.

Los especialistas Jaime Ortiz Lajous y Lucía Ruanova aseguran que el primer paso para restaurar debidamente la escultura ecuestre del rey Carlos IV, de España, de Manuel Tolsá, es escanearla para conocer el daño hecho al monumento en 50 por ciento de la superficie de la estructura.

La pérdida irreversible de la pátina original a causa de la utilización del ácido nítrico al 30 por ciento —incluida la desaleación y pérdida irreversible de elementos (estaño y zinc), la corrosión del bronce y la abrasión de la superficie por el uso de cardas metálicas, indicaron.

Se deben considerar las opiniones y las sugerencias de expertos internacionales. Solo con ese diagnóstico apoyado en la tecnología, se podrá precisar el daño realizado también al pedestal del monumento ubicado en la plaza Tolsá, y su posible recuperación.