Tras verificación voluntaria, regulan 100 restaurantes en Tlalpan

El programa lo puso en marcha la jefa delegacional, Maricela Contreras, quien destacó el propósito de fomentar la cultura de la legalidad administrativa en los establecimientos mercantiles.
Verificación voluntaria de restaurantes en Tlalpan.
Verificación voluntaria de restaurantes en Tlalpan. (Tomada de internet)

Ciudad de México

La jefa delegacional en Tlalpan, Maricela Contreras Julián, dio inició al Programa de Verificación Voluntaria de Restaurantes, en el que se regularon más de 100 establecimientos ubicados en la demarcación.

Contreras Julián explicó que estas acciones tienen el propósito de fomentar una cultura de la legalidad administrativa entre los establecimientos mercantiles, así como otorgarles un certificado de verificación denominado “Buena mesa”, que dará confianza a los consumidores y reconocimiento público a la empresa que lo obtenga.

“Una vez realizadas estas verificaciones, daremos un espacio de dos meses para que los restaurantes que así lo requieran acudan a asesorías para que obtengan sus documentos o regularicen su situación jurídica y puedan cumplir con la normatividad y posteriormente recibir el certificado”, señaló Contreras Julián.  

Las verificaciones consistirán en revisar que el establecimiento cumpla con el giro que le fue permitido, trabajen de acuerdo a la Ley de Salud, medidas sanitarias y que las condiciones de protección civil garanticen la seguridad de quienes acudan a los restaurantes.

Por su parte, Alejandro de Santiago Palomares, director general del InveaDF, reconoció el trabajo de la delegación en materia de regularización administrativa y dijo que la dependencia se suma a las acciones de la demarcación, que dan oportunidad a los empresarios, en este caso del ramo restaurantero, de poder verificarse de manera voluntaria y así evitar los altos costos que implican las sanciones por incumplir la normatividad.

Explicó que el papel del Invea será realizar estas visitas administrativas, a petición de la delegación, de la manera tradicional, pero al contar con la anuencia de los establecimientos, resulta más factible que puedan subsanar las observaciones respectivas que les realice el área jurídica de la demarcación y así poner en orden estos negocios.