Refuerzan cerco en San Lázaro para discutir reformas

La valla metálica ahora llega hasta Eduardo Molina, mientras que la estación San Lázaro de las líneas 4 y 5 del Metrobús está fuera de servicio.

Ciudad de México

La Policía Federal reforzó el cerco de seguridad en el Palacio Legislativo de San Lázaro, en vísperas de la discusión y votación de las reformas política-electoral y energética.

Con vallas de acero de tres metros de altura, la corporación policiaca mantenía cerradas las vialidades alrededor del recinto, que este lunes se extendió hasta el arroyo de la avenida Eduardo Molina e instaló retenes peatonales para controlar el ingreso de las personas.

Incluso, una tanqueta equipada con cañón de agua se mantiene en estado de alerta junto a la reja perimetral del Palacio Legislativo.

La estación San Lázaro de las líneas 4 y 5 del Metrobus quedó fuera de servicio, mientras el Sistema de Transporte Colectivo Metro sigue con su operación normal en las estaciones San Lázaro y Candelaria.

A solicitud de la propia Cámara de Diputados, la Policía Federal comisionó más elementos al resguardo del Palacio Legislativo, quienes arribaron durante la madrugada en al menos cinco autobuses de pasajeros.

El presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, advirtió apenas ayer que los tiempos actuales exigen legislar sin vacilaciones ni titubeos para impulsar los cambios que necesita México.

Detalló, en ese contexto, que la agenda de los diputados federales para los próximos15 días prevé la discusión y votación de las reformas en materia política-electoral y energética, no obstante el amago de movilizaciones y cercos humanos en ambas cámaras del Congreso de la Unión.