Recuperación de trenes del Metro alarga utilidad

Restauran convoyes hasta con 35 de antigüedad; los trabajos, a cargo de empleados del STC.
Lanzan convoy en honor al poeta argentino Juan Gelman, quien murió este año.
Lanzan convoy en honor al poeta argentino Juan Gelman, quien murió este año. (Especial)

México

La recuperación que hace el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) de 20 convoyes, para este 2014, permitirá que puedan tener por lo menos 15 años más de servicio. La antigüedad de los trenes recuperados oscila entre 23 y 35 años.

El subdirector general de Mantenimiento del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Óscar Díaz González Palomas, dijo que cada uno de los trenes es rehabilitado con personal del Metro, y detalló que el mantenimiento al que están siendo sometidos los trenes no es externo.

Hemos rehabilitado ocho y hay un contrato de prestación de servicios para la modernización y mantenimiento exclusivo del sistema de tracción-frenado de 25 trenes MP-82, vigente desde 2007, pero la supervisión la realiza personal del STC.

“Ninguno de los trenes se ha recuperado con un esquema externo, es posible que debido a limitaciones de equipos, laboratorio y herramental, para atender los 390 trenes, el STC recurra a contratos de prestación de servicios para la recuperación y/o adquisición de componentes que, subrayo, siempre son montados, puestos en operación y mantenidos por personal del STC”, indicó en una carta.

Debido a lo anterior, el funcionario expuso que no hay sobrecostos, porque no se ha contratado a empresas externas la rehabilitación de trenes que regresan a circulación, como lo indica un dictamen realizado por el sindicato del Metro.

“Los trenes recuperados que ha puesto en operación el STC durante este año, han sido trabajados cien por ciento al interior de nuestros talleres y con nuestro personal”, indicó Díaz González.

También aclaró que las refacciones se han adquirido mediante licitaciones públicas internacionales y nacionales, por procesos de invitación, adjudicaciones directas por marcas, patentes y sostenimiento de precios.

“La compra de refacciones se realiza previa dictaminación del subcomité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del STC”.

Aclaró lo señalado en un dictamen del sindicato del Metro, sobre que la rehabilitación del tren FM-86 número 19/20 sólo consistió en lavado.

“Cerca de la mitad de sus ruedas habían concluido su vida útil y la ausencia de nuevas originó que tuviera que parar durante más de medio año, fue así que a ese tren se le instalaron 40 ruedas y se dio mantenimiento con personal del STC al sistema de pilotaje automático, además de los bogies, cilindros de freno, electroválvulas de frenado y motores neumáticos de puertas”, enfatizó.

“Terminada la recuperación del tren con la instalación e intervención de los sistemas indicados, el tren efectivamente fue lavado y también pulido para colocar la imagen de identificación en sus cabinas e informar así a los usuarios que se trata de un tren recuperado”.

El Metro rehabilitó el octavo tren en lo que va de 2014, que se reintegrará al servicio en la Línea B, que corre de Ciudad Azteca a Buenavista, el cual llevará el nombre del poeta argentino Juan Gelman.

El Sistema de Transporte Colectivo detalló que el convoy modelo MP-68, con número de motrices M0049/M0082, estuvo fuera de circulación por falta de ruedas de seguridad, de las cuales se le instalaron 72 gracias a la adquisición de 730 mil refacciones.

Adicionalmente, se le efectuó una revisión general y pintura de las carrocerías a sus nueve carros, detalló el organismo capitalino.

La Línea B, inaugurada hace 14 años, tiene 21 estaciones, cinco de ellas de correspondencia, 14 de paso y dos terminales; del total, seis estaciones son subterráneas, 11 en superficie y cuatro elevadas, con una longitud total de más de 23 kilómetros.