Reciclatrón, este fin de semana en la Esime Culhuacán

Viernes y sábado se recibirán residuos electrónicos y eléctricos en esa escuela del Politécnico. Se evita así mantener materiales peligrosos y aprovechar algunos componentes.
Residuos eléctricos y electrónicos pueden ser llevados a la Esime Culhuacán, en la undécima jornada del Reciclatrón impulsados por la Secretaría del Medio Ambiente del DF y el Instituto Politécnico Nacional.
Residuos eléctricos y electrónicos pueden ser llevados a la Esime Culhuacán, en la undécima jornada del Reciclatrón impulsados por la Secretaría del Medio Ambiente del DF y el Instituto Politécnico Nacional. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

Viernes y sábado la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal y el Instituto Politécnico Nacional llevarán a cabo la undécima jornada de acopio de residuos electrónicos y eléctricos Reciclatrón, esta vez en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica unidad Culhuacán.

Con ello, la Sedema, la propia Esime y la Coordinación Politécnica para la Sustentabilidad del IPN pretenden sensibilizar a la ciudadanía sobre los beneficios de reciclar, fomentar hábitos de separación y evitar que residuos que contienen materiales peligrosos sean mezclados con otros.

La dependencia del gobierno capitalino informó que los residuos electrónicos y eléctricos que se acopian en el Reciclatrón son trasladados a la planta de la empresa ProAmbi, donde se aprovechan algunos de sus componentes.

Así, con plástico, fierro, acero, cobre y aluminio, entre otros materiales, se pueden fabricar carcasas de nuevos aparatos, válvulas de cobre, conductores eléctricos, cancelería de aluminio, perfiles, mallas de acero, clavos.

En el centro de recepción del Reciclatrón, los productos se distribuyen de esta manera:

Categoría A: teclados, impresoras, faxes, DVD’s/VHS/Beta, mp3, mini consolas, cámaras fotográficas, cámaras de video, PDA, escáner, mini componentes, radiograbadoras, planchas, consolas amplificadoras, teléfonos fijos y teléfonos inalámbricos.

También se incluyen proyectores, no-break, mouse/ratón, radios, radios de coche, multiplexores, amplificadores/bocinas, ecualizador, microondas, aspiradoras, licuadoras, televisiones, planchas, lavadoras, lavaplatos, cafeteras, secadoras y planchas de pelo, motores, tarjetas electrónicas, ecualizadores, estéreos de carro.

Categoría B: CPU, laptops, mini laptops, discos duros, tarjetas varias.

Categoría C: Celulares y pilas.

Categoría D: Cargadores, cable mixto, cables en general, motores eléctricos, películas VHS, Beta y cassette, discos compactos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, en la zona metropolitana del Valle de México se generan de 70 mil a 90 mil toneladas de residuos electrónicos al año, de los cuales, 42 por ciento se tira al camión de basura; 34 por ciento se regala; 13 por ciento se almacena y solamente 11 por ciento se vende.

A nivel mundial se generan unos 40 millones de toneladas de residuos eléctricos y electrónicos anualmente. En México, de acuerdo con la Plataforma Regional de Residuos Electrónicos en Latinoamérica y el Caribe, en 2010 se calculó la generación de 300 mil toneladas de estos residuos, equivalentes a 2.7 kilogramos por persona.