Reciclan asfalto para repavimentar el DF

La carpeta asfáltica que se retira se procesa para construir un material más resistente y económico para eliminar baches en vías primarias y secundarias de la Ciudad de México.
La planta de asfalto se localiza en la delegación Coyoacán.
La planta de asfalto se localiza en la delegación Coyoacán. (Especial)

Ciudad de México

La necesidad de la Ciudad de México por mejorar sus vialidades con un asfalto más resistente y no contaminante permitió que la planta de asfalto reciclara la carpeta que se retira de las vialidades para producir una de mejor calidad.

El resultado es un aumento en la producción que llegó a 57 mil 900 toneladas de material, cerca de 17 mil más que en 2012.

Mariano Plasencia, director de la planta, detalló que anteriormente el asfalto que se retiraba se llevaba a los centros de disposición final, pero ahora lo están reutilizando.

“Tenemos una máquina que nos permite reconstituir y rescatar todo ese material retirado para hacer mezclas asfálticas recicladas, lo que genera ahorros”, expuso el funcionario.

Hasta diciembre se producían cerca de 40 mil 273 toneladas por mes, pero ahora aumentaron la producción para distribuir asfalto a las delegaciones y atender el programa capitalino Decisiones por colonia.

Solo en las delegaciones, cada mes se envían cerca de 35 mil toneladas de mezclas asfálticas templadas, las cuales reducen en 90 por ciento la dispersión de partículas de polvo y la emisión de contaminantes.

En noviembre de 2013 el gobierno capitalino anunció un programa de repavimentación y bacheo, con una inversión de 300 millones de pesos, para surtir 65 por ciento de material en delegaciones y 35 por ciento a la administración central y sus secretarías.

Las delegaciones entregan un programa para obtener asfalto y se les surte para que arreglen las vialidades por día, semana y mes, sobre todo durante la temporada de lluvias, cuando se incrementan los baches, y así evitar daños en vehículos o generar accidentes.

“A las delegaciones se les están cobrando 778 pesos, más IVA, y a los particulares 868 pesos más IVA por cada tonelada de asfalto.

Desde octubre de 2010 se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el acuerdo por el que se establece el uso obligatorio de mezclas asfálticas templadas en los trabajos de pavimentación, repavimentación y bacheo, así como otras obras que realice el gobierno capitalino.

De acuerdo con Plascencia, las mezclas asfálticas templadas son los productos resultantes de los procesos industriales de combinación de triturado pétreo, cemento asfáltico y aditivo, producidos en un rango de 120 y 151 grados centígrados.

Ahora, dijo, esas mezclas son utilizadas en la pavimentación, repavimentación y bacheo de vías primarias y secundarias, pues representan un ahorro en combustible (gas natural y diésel), y la disminución de emisiones y partículas contaminantes a la atmósfera.

La planta de asfalto se ubica en la delegación Coyoacán y es un órgano descentralizado de la Secretaría de Obras y Servicios.

De enero y a junio la Secretaría de Obras y Servicios había sustituido 191 mil metros cuadrados de asfalto en toda la Ciudad de México.

El material que sale de la planta no solo se utiliza para el programa de bacheo o la sustitución de la carpeta de rodamiento; en la presente administración se emplea también para el Metrobús.

En la Línea 5 del Metrobús, el Gobierno del Distrito Federal usó asfalto reforzado, que tiene una vida útil de 20 años, en lugar de concreto hidráulico.

Dicho asfalto se instaló en el carril confinado de las unidades articuladas, que pesan 30 toneladas.

El material requiere mantenimiento mínimo, a diferencia del concreto, por lo que permite ahorros de hasta 40 por ciento, según las autoridades
capitalinas.