Quieren vecinos parar la Ciudad de la Salud

Quejosos temen que las autoridades den prioridad al complejo en el servicio de agua potable.
Ciudad de la Salud.
(Especial)

México

Vecinos de al menos ocho colonias del sur de la capital han comenzado a organizarse para frenar el desarrollo de la Ciudad de la Salud, proyecto que encabeza Médica Sur con apoyo del Gobierno del Distrito Federal.

Los argumentos para oponerse son que provocará el desplazamiento de gente por las torres médicas, la redensificación poblacional de la zona y la compra de terrenos para nuevos complejos habitacionales. 

Pero la principal preocupación de los vecinos es que temen que le den prioridad en el servicio de agua potable a los hospitales.

“Nadie nos ha mostrado un plan urbano, conocemos a medias el proyecto; por ejemplo, quieren colocar parquímetros porque no hay estacionamiento, van a cambiar el uso de suelo para construir Torres de 22 pisos y se van a llevar el agua”, explicó Lino López, representante vecinal.

El abogado mencionó que está considerada la instalación de parquímetros para ordenar los 160 mil vehículos que se prevé circulen a diario.

“Necesitamos hablar con las autoridades, hemos tenido algún acercamiento con funcionarios, pero que no resuelven, no tienen el nivel para hacerlo. Hay gente que no tiene regularizados sus terrenos y los van a querer sacar”, dijo.

Los vecinos argumentan que con la construcción del proyecto va a desaparecer el barrio como forma de vida y convivencia y convertirán el lugar en una zona exclusiva.

“Va a desaparecer, porque es una zona popular, por los costos que se vienen con el aumento del predial y demás. Tenemos conocimiento de lo que ocurrió en Santa Fe, que es una ciudad de élite, donde no hay acceso para el pueblo”, dijo el comerciante Cornelio Hernández.

En este sentido, mencionó que las fuentes de trabajo también se ponen en peligro, porque el nivel de los clientes de Médica Sur es muy elevado y preferirán asistir a los comercios de mayor nivel que  al mercado de la colonia.

El comerciante no ve en el proyecto beneficio alguno, porque provocará la saturación de las vialidades, sin importar las medidas extraordinarias que se tomen.

“De por sí, cuando hay un partido de futbol en el estadio Azteca se complica mucho y ahora con toda la magnitud que van a manejar de los cajones de estacionamiento y demás, cuando se junten las dos cosas, con los servicios de la Ciudad de la Salud y un partido en el estadio sencillamente va a ser caótico”, afirmó. 

El pasado viernes, los vecinos organizaron la primera marcha contra Médica Sur. Caminaron desde la Escuela Nacional de Antropología e Historia hasta el hospital privado que existe en la zona.

En la movilización expresaron la misma exigencia de frenar el proyecto que, aseguran, afectará su vida cotidiana y la economía de sus familiares.

La Ciudad de la Salud es un proyecto de Médica Sur con la Clínica Mayo de Estados Unidos y abarca 208 hectáreas en la delegación Tlalpan, donde habrá una inversión público-privada de 6 mil millones de pesos. Las colonias que abarca el plan son Comuneros Santa Úrsula, Cantera Puente de Piedra, Pueblo Quieto, Toriello Guerra, Belisario Domínguez, Ampliación Isidro Fabela, Barrio Niño Jesús y San Lorenzo Huipulco, en las que habitan alrededor de 14 mil personas.

El proyecto forma parte de las Zonas de Desarrollo Económico y Social propuestas por el Gobierno del Distrito Federal, y tiene el objetivo de mejorar el áres de hospitales de Tlalpan y ampliar el de alta especialidad de Médica Sur. 

Además, según las autoridades, implica el rediseño urbano y de movilidad a favor de quienes ahí habitan o desarrollan sus actividades académicas y laborales. Prevé también la construcción de consultorios, hoteles, viviendas y otros servicios asociados.

La Ciudad de la Salud albergará la Escuela de Medicina de la Ciudad de México, Escuela de Enfermería, Centro de Prevención de Diabetes y el Centro de Prevención y Obesidad Infantil.

La zona de desarrollo incluye la construcción de 6 mil 500 cajones de estacionamiento, pues se calcula que en las inmediaciones hay una población flotante de 59 mil 600 personas, de las cuales 20 mil son pacientes.  



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]