Quiere GDF 800 mdp para Línea 6 del MB

En el primer año de gobierno de Miguel Ángel Mancera los programas de transporte no se han podido concretar por oposición vecinal, falta de dinero y adecuación de las normas.
El jefe de Gobierno entregó recursos para luminarias en el DF.
El jefe de Gobierno entregó recursos para luminarias en el DF. (Especial)

México

Para continuar con la ampliación de la red del Metrobús, el Gobierno del Distrito Federal asignó 800 millones de pesos para la construcción de la Línea 6, que correrá sobre avenida San Juan Aragón.

La subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Finanzas, Victoria Rodríguez Ceja, dijo en entrevista, después de comparecer ante las Comisiones Unidas de Presupuesto y Cuenta Pública y de Hacienda de la Asamblea Legislativa, que los recursos ya están etiquetados como parte del impulso a la infraestructura de transporte.

Los recursos están dentro del proyecto de presupuesto que Finanzas presentó a la ALDF para su discusión y aprobación antes del próximo 20 de diciembre, el cual es analizado.

La Línea 6 tendrá un recorrido de 20 kilómetros, desde Aragón, en Gustavo A. Madero, hasta El Rosario, en Azcapotzalco, de esa manera toda la red del Metrobús llegará a 125 kilómetros.

Según el proyecto, del cual MILENIO tiene copia, tendrá 20 estaciones que estarán a una distancia de entre 400 y 500 metros.

Además, se perfila que ahí operen 60 autobuses articulados, con capacidad para 180 usuarios y con un peso de 30 toneladas, por lo que el Eje 5 Norte será sometido a trabajos de rehabilitación de la carpeta de rodamiento, para colocar asfalto reforzado.

Esa línea, de acuerdo con las estimaciones oficiales, transportará a 110 mil usuarios por día.

Se espera que al año se hagan cerca de 32 millones de viajes, generando ahorros de tiempo de 40 por ciento del actual, que es de una hora con 30 minutos.

Otro de los beneficios, sobre todo ecológicos, es la reducción de 20 mil toneladas de gases contaminantes, como carbono.

De acuerdo con el proyecto de presupuesto, la Secretaría de Transportes y Vialidad deberá realizar estudios para una segunda etapa de la Línea 5 del Metrobús, que actualmente va de Río de los Remedios a San Lázaro, con 10 kilómetros, y se busca que se amplíe a 18 más para llegar a Vaqueritos.

Actualmente el Metrobús opera principalmente en las delegaciones Iztacalco, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Azcapotzalco, Benito Juárez y Venustiano Carranza.

Además, la Secretaría de Finanzas etiquetó para la Setravi cerca de 110 millones de pesos para continuar con el impulso de sustitución de unidades, y con ello conservar el que siete de cada 10 viajes se realicen en transporte público.

oposición vecinal

Durante el primer año de gobierno de Miguel Ángel Mancera, los proyectos de transporte no se han concretado por oposición vecinal, falta de dinero y adecuación de las normas, solo uno se echó a andar: la Línea 5 del Metrobús.

El principal proyecto que no se ha concretado y que tenía que estar listo desde septiembre pasado es la puesta en marcha del corredor vial Palmas-Chapultepec, que está incluido en la Estrategia Integral de Movilidad.

Dicho corredor estaba listo, incluso el propio Mancera dijo que se iba a poner en marcha para mejorar el transporte público en esa zona, pero comenzó la oposición vecinal, principalmente por la idea de que iban a confinar algunos carriles.

Con dos meses de retraso, el jefe de Gobierno ahora salió a decir que no se pondrá en marcha hasta que no esté completamente listo.

Aseguró que ahora serán las secretaría de Gobierno, encabezada por Héctor Serrano, junto con la de Transportes, cuyo titular es Rufino H. León, las que se harán cargo del tema para que se pueda concretar, aunque ya no será este año.

"Precisamente lo encargamos ya a la Secretaría de Gobierno, porque, ¿qué falta ahí?, balizar, colocar señalamientos y hasta que no esté todo perfectamente instalado, en condiciones, de manera óptima, pues no podemos inaugurar", aseguró Mancera.

"Entonces, precisamente le encargué para que junto con la Setravi se vea este tema de las disposiciones presupuestales".

El proyecto atendería a 76 mil 625 usuarios en un día hábil, en un recorrido promedio de 5.31 kilómetros.

Cruzará vialidades como Paseo de Tamarindos, Paseo de Laureles, Bosques de Reforma y Paseo de la Reforma.

En el proyecto se indica que además de dotar a la zona de infraestructura adecuada para la prestación del servicio, también iba a mejorar el entorno urbano y reducir la emisión de contaminantes.

Una de las prioridades del GDF es poner en operación proyectos de movilidad que tengan como prioridad el mejoramiento del transporte público y, al mismo tiempo, desincentiven el uso del automóvil; sin embargo, el corredor Palmas está parado.

En la Ciudad de México 70 por ciento de los viajes se realiza en transporte público y vehículos no motorizados, por lo que era necesario darle un mayor impulso al transporte, sobre todo en la zona poniente.

En la publicación de la Gaceta Oficial del Distrito Federal, del 27 de septiembre de 2013, el GDF indicó que los Corredores de Transporte Público deben operar de manera exclusiva en vialidades con carriles reservados para el transporte público, total o parcialmente confinados, que cuenten con paradas determinadas y con infraestructura adecuada para el ascenso y descenso de los usuarios.

Otro de los programas que no tuvo el avance programado es la sustitución de microbuses por autobuses; el GDF se comprometió a cambiar 500 este año, pero solo pudo llegar a 150.

Por el contrario, en la ciudad comenzaron a circular unidades irregulares pirata de transporte público, como en Periférico, Ermita Iztapalapa y los ejes 5 y 6 Sur.

Con amenazas y extorsiones los microbuses irregulares operan.

Esas unidades representan un problema de inseguridad y de competencia desleal, pues ingresaron con amenazas y hasta ahora las autoridades no han realizado operativos, a pesar de que los concesionarios han enviado oficios, de los cuales MILENIO tiene copia.

Resiente reformas la ciudad

En este primer año de gobierno, la Ciudad de México ha estado inmersa en una coyuntura política que el país no había vivido, pues se han realizado reformas muy complejas que han afectado todos los niveles y el Distrito Federal lo ha resentido, "eso es algo que no puedes programar y que no puedes planear", aseguró Miguel Ángel Mancera.

Sin embargo, el jefe de Gobierno capitalino aseveró que el próximo año con múltiples proyectos que detonará su administración se van a "notar en la Ciudad de México cambios".

"Vas a notar en la ciudad cambios. Eso es lo que nosotros queremos, que la capital muestre esos cambios en la forma de comunicación, de convivencia, en la infraestructura, no vamos a detenernos en lo que creo firmemente que es la inversión.

"Debe verse, no vale que yo diga que estoy haciendo solamente análisis, estudios todo el tiempo, sino que la inversión debe verse, los resultados deben palparse por la ciudadanía", precisó el mandatario capitalino. José Antonio Belmont/México