Molesta a vecinos "opacidad" en el proyecto Masaryk

Ocultar información sobre la obra solo genera desconfianza entre los vecinos, explicó Mayte de las Rivas, integrante del Comité Vecinal de Polanco.
Iniciaron los trabajos para remodelar Masaryk
Trabajos para remodelar Masaryk, en Polanco. (@masarykcdmx)

Ciudad de México

Mayte de las Rivas, integrante del Comité Vecinal de Polanco, aseguró que existe malestar entre los vecinos de la colonia por la "opacidad" que las autoridades han tenido en el manejo del proyecto de rehabilitación de Masaryk.

De las Rivas indicó que no tiene ningún sentido ocultar la información sobre la obra, ya que eso solo genera desconfianza entre los vecinos, especialmente, la información sobre la cuota que deberán pagar los habitantes de la zona que forma parte del financiamiento del proyecto.

"El secretario de Finanzas (Edgar Amador) dice que no puede revelar de cuánto serán las cuotas porque se viola el secreto financiero, pero cómo se viola si solo se van a poner rangos de valores. Es muy simple, que digan si el valor catastral va de un millón a tres millones, tanto; de tres millones a cinco, tanto."

De las Rivas indicó que no se trata de publicar el número catastral de cada inmueble, solo publicar tablas para que los vecinos calculen cuánto dinero deberán pagar.

"Hay mucha inquietud en el tema de la lana, el secretario dijo que habría pagos promedio de 45 mil para los que están sobre Masaryk, la gente quiere certidumbre.  Si no es tan gravoso, ¿por qué no lo hacen público?, dice.

Esta tarde, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, la Autoridad del Espacio Público y la delegación Miguel Hidalgo informaron que los pagos dependerán del valor catastral del inmueble y su distancia con respecto de Masaryk; sin embargo, se limitaron a informar el pago promedio por zona.

De las Rivas informó que los vecinos mantendrán varias reuniones durante la semana, en las que plantearán el tema del proyecto y de la cuota, además de plantear cómo integrarse en el proyecto de manera activa.

"Sabemos que como proyecto no se le puede dar gusto a todo mundo, pero los que no estén de acuerdo que se inconformen o hagan lo que tengan que hacer. Nosotros explicamos cuáles eran los planteamientos necesarios para la colonia, queremos sugerir. Finalmente, dos cabezas piensan mejor que una."

La representante vecinal aseguró que lo único que piden es que se transparente la información financiera y se les permita colaborar con los arquitectos del proyecto, ya que son los vecinos los que mejor conocen la dinámica de la colonia.

Sobre las obras, indicó que "no se sienten", ya que de Masaryk solo está cerrado el tramo que va de Moliere a Lafontaine, que es "básicamente una cuadra", aseguró.