Protestan contra servicio de taxi solicitado vía "app"

Mientras las autoridades aplican operativos y multas a los llamados “regulares”, las unidades requeridas mediante celular solo pagan tenencia y verificación, se quejan.
Ayer realizaron una protesta frente al ayuntamiento capitalino.
Ayer realizaron una protesta frente al ayuntamiento capitalino. (Especial)

México

Taxistas del Distrito Federal exigieron al gobierno capitalino y a la Secretaría de Movilidad que realicen operativos contra otros servicios de taxi y acaben con las aplicaciones de dispositivos móviles que los fomentan.

Ignacio Rodríguez, presidente de la Asociación de Taxistas Regulares, que agrupa a 10 mil personas, señaló que a través de las aplicaciones se presta servicio de transporte “ilegal, con unidades que no cuentan con concesión ni tampoco con la cromática oficial”.

Frente al antiguo Palacio del Ayuntamiento, Rodríguez dijo que las empresas que operan con aplicaciones no cumplen las condiciones jurídicas y fiscales en la ciudad y trabajan sin restricción alguna.

“A los taxistas regulares nos hacen operativos todos los días, nos meten al corralón y además nos ponen las multas más altas”, señaló Ignacio Rodríguez.

Aunque no existe un censo oficial, hay estimaciones de que en la ciudad ya hay más de 20 mil taxis que operan, principalmente, con aplicaciones como UBER y Cabify, indicó el líder de los choferes.

Rodríguez informó que exigen que el Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (Invea) y a la Semovi que se actúe contra ellos y no solo contra los que estamos regulares y pagamos impuestos”.

El representante de la asociación dijo que esta semana definirán su plan de acción, el cual contempla marchas y bloqueos en caso de que las autoridades los ignoren.

“Sabes que están apadrinados, lo estamos viendo, porque no es posible que haya 20 mil taxis operando con app y ninguno haya sido remitido al corralón. Muchos de ellos están ligados al PRD y operan como si nada ocurriera”, indicó Rodríguez.

“Supuestamente prestan un servicio seguro, pero ellos no están registrados en el padrón de la Secretaría de Movilidad y nosotros sí”.

Daniel Medina, dirigente de taxistas regulares Génesis, manifestó que las aplicaciones “generan un pirataje abierto y publicitado, lo que impulsa una competencia desleal”.

Además, añadió que es cubierto por las autoridades, debido a que hay vacíos legales en la Ley de Movilidad sobre ese tema.

“Son autos particulares, entonces a ellos no los paran los del Invea”, comentó Medina.

Los taxis regulares pagan anualmente diversos impuestos como tenencia, revista y verificaciones, dos veces por año. Además deben tener taxímetro, y realizar su verificación.

Mientras, los autos particulares solo pagan tenencia y verificación y no realizan la inspección físico-mecánica de las unidades.

MILENIO dio a conocer en agosto de 2013 el auge de las aplicaciones para solicitar un supuesto “taxi seguro y confiable”.

Para pedir una unidad solo se abre la aplicación, comparten su ubicación y en unos minutos llega la unidad, de la cual inclusive mandan la fotografía del chofer, placas, color y modelo de la unidad.

Inclusive dan la opción de cargar el costo del pasaje a una tarjeta de crédito previamente registrada en el celular.

Además, ofrece la opción de seguir el recorrido de la unidad cuando se aproxima a tu localización.

Entre las aplicaciones más populares están Uber, Clicab, Yaxi, Taxislibres, Taxiaviso y Easytaxi, entre otras, las cuales son gratuitas.

A los usuarios no les cobran las comisiones, pero los prestadores del servicio tienen que pagarla, y van de 5 a 10 pesos dependiendo la aplicación.

En la página de Easy Taxi comparten testimonios de usuarios, como el de Lizeth Jiménez: “No solo llega el taxi rápido, sino que también te envían todos los datos del conductor y una foto para que lo reconozcas”.