Profepa ha revisado solo 30% de circos

Encuentra anomalías en 60 por ciento de los espectáculos; decomisa 96 animales.
David Berosini, domador del circo, mostró a Milenio cómo entrena a los tigres.
(Juan Carlos Bautista)

Ciudad de México

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha inspeccionado solo 30 por ciento de los circos de México, 63 de los 199 registrados ante la Semarnat y que operan como espectáculos públicos con vida silvestre fuera de su hábitat natural.

De acuerdo con una revisión de MILENIO, a través del Programa Nacional de Inspección a Circos, que arrancó en abril de 2013, la Profepa halló irregularidades en 60 por ciento de los circos visitados ese año. Por ello, en 38 se decomisaron 96 animales de un total de 740 revisados.

MILENIO solicitó a la Profepa información sobre los operativos de 2014, pero no se ha recibido una respuesta hasta el momento.

De acuerdo con boletines emitidos por la procuraduría, en 2014 van 14 animales asegurados en circos de Zapopan y Yucatán.

El pasado 18 de marzo, la procuraduría incuató seis ejemplares en el circo Harley Circus, en Dzidzantún, Yucatán. Los inspectores detectaron lesiones graves en un oso negro, por la mutilación del maxilar inferior y dentadura superior.

Un tigre de Bengala presentó disfunción en sus extremidades y un león africano no tenía garras, colmillos ni marcajes.

Además, tres monos araña carecían de colmillos. Ninguno de ellos contaba con documentos que avalaran su legal procedencia, por lo que fueron traslados al zoológico El Centenario de Mérida.

En una inspección al Circo Atayde Hermanos, el 6 de mayo, instalado entonces en Mérida, la Profepa decomisó tres primates papión, al encontrarlos con pérdida de pelo por infecciones cutáneas, así como descamación y resequedad en diferentes partes del cuerpo. Al no encontrar medidas para controlar ese padecimiento, los ejemplares también fueron trasladados al zoológico de esa ciudad.

El 1 de junio, en Zapopan, Jalisco, la Profepa decomisó un tigre de Bengala, una pareja de monos araña y un pecarí de collar macho al Circo Chuyín, luego de que los propietarios no pudieron comprobar la legal procedencia de los animales.

En la última inspección, el pasado 6 de junio, la Profepa aseguró una llama al Circo de las Américas, también en Zapopan.

Ayer, la procuraduría inició el Programa Nacional de Inspección a Delfinarios y la primera verificación se dio en Atlantis, en el Bosque de Chapultepec, donde fueron asegurados cuatro lobos marinos californianos, uno de la Patagonia y tres delfines nariz de botella.  



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]