“Primero resultados y después el futuro”

Miguel Ángel Mancera destaca nueva composición en la ALDF. Cualquier proyección debe pasar por el cumplimiento de tareas para los ciudadanos, afirma.

Ciudad de México

Los nueve cambios y ajustes que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, hizo en su gabinete son para que los titulares de las áreas trabajen medularmente para el bien de la Ciudad de México.

En entrevista con Carlos Marín, para MILENIO Televisión, fue cuestionado sobre los movimientos y si con ellos está creando su estructura con miras a una candidatura en 2018, sobre todo porque expresó su deseo de ser presidente.

"Estos cambios lo que revelan es prácticamente crear un equipo de campaña... quién se va a ocupar del armado territorial, quién de la campaña", le preguntó Marín.

Mancera respondió que cualquier idea futura tiene que pasar antes por cumplir las áreas de la Ciudad de México y que para ellos "primero resultados y después el futuro"

"Cualquier tipo de proyección o de idea futura tiene que pasar necesariamente por cumplir con una serie de tareas en la Ciudad de México, por dar resultados para los capitalinos. Queremos, con este rediseño, que haya una ejecución pronta de los programas", respondió el mandatario local.

Sobre todo porque nombró a tres mujeres fogueadas en el aspecto político electoral en puntos claves: Patricia Mercado en la Secretaría de Gobierno; Alejandra Barrales, en Educación; y Amalia García, en Trabajo y Fomento al Empleo.

García fue gobernadora de Zacatecas, ex dirigente nacional del PRD y líder de la corriente Foro Nuevo Sol, mientras que Patricia Mercado fue candidata a la Presidencia, y Alejandra Barrales fue diputada local y precandidata a la Jefatura de Gobierno por el PRD.

Sobre las acciones que pueden marcar su gobierno y dejar a los capitalinos beneficios para una posible candidatura, dijo serán la conectividad en internet en todas las escuelas, parques públicos y colonias donde no hay, así como desarrollar el programa de Basura Cero, con un reaprovechamiento de los residuos, el cambio de los camiones recolectores y una mejor movilidad de las personas.

Expuso que la nueva composición del Congreso de la Unión y la Asamblea Legislativa del DF generan que la Ciudad de México se fortalezca con las tareas que se realizarán, por ejemplo, la Secretaría de Educación y su contacto en todo momento con la Federación, porque la educación en el DF no la tiene el gobierno y lo que se realizan son tareas de infraestructura.

Tampoco se toman decisiones en el programa de educación, pero sí complementan algunas, como la entrega de tabletas a alumnos de primero de secundaria.

Lo mismo que en la Secretaría del Trabajo, donde se depende de los diputados del Congreso de la Unión para cumplir con las tareas como el impulso al tema del salario mínimo.

A la pregunta sobre si la titular de la Secretaría de Gobierno parece ser serena, tersa y dulce, y en ese puesto se necesita a alguien con mayor carácter.

Respondió que ya tuvo sus primeras acciones como una movilización del Frente Popular Francisco Villa y el retiro de comerciantes ambulantes afuera de la estación Insurgentes de la Línea 12.


Sancionan a 161 funcionarios

La Contraloría General del Distrito Federal impuso sanciones administrativas a 161 funcionarios públicos por inconsistencias en su trabajo, lo que generó además multas por 81 millones de pesos.

Las sanciones van desde amonestaciones, suspensiones y destituciones hasta inhabilitaciones. De los 161 funcionarios, 51 son de dependencias y órganos desconcentrados, 73 adscritos a diversas delegaciones políticas y 37 de órganos descentralizados de la Administración Pública del Distrito Federal (APDF).

De los 51 del GDF, el desglose indica que de la Contraloría General fue uno en la Consejería Jurídica y Servicios Legales, siete de la Jefatura de Gobierno, dos en Desarrollo Urbano y Vivienda, 11 en Finanzas, cinco en la Secretaría de Gobierno, cinco en Medio Ambiente, cinco en Obras y Servicios, nueve en Protección Civil, uno en Seguridad Pública, dos en el Sistema de Aguas de la Ciudad de México y uno en Trabajo y Fomento al Empleo.