Habrá cortes en Eje 5 por reparación de caverna de drenaje

Las obras durarán de uno a dos meses, por lo que durante este tiempo se perderá uno de los cuerpos de circulación; el corte se realizará este miércoles.
Autoridades capitalinas dieron detalles de los trabajos a realizar en el colector de descarga de la Presa Tacubaya, los cuales se llevarán de uno a dos meses.
Autoridades capitalinas dieron detalles de los trabajos a realizar en el colector de descarga de la Presa Tacubaya, los cuales se llevarán de uno a dos meses. (@SPCCDMX)

Ciudad de México

A partir de este martes se realizarán trabajos de reparación en el colector de descarga de la Presa Tacubaya para prevenir riesgo de colapso de la estructura, con atención especial para evitar afectaciones de la ciudadanía que vive, trabaja y circula por la zona.

Lo anterior fue dado a conocer por el director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre Díaz, y el secretario de Protección Civil local, Fausto Lugo García, quienes en conferencia de prensa precisaron que las obras podrían tener una duración de uno a dos meses.

Aguirre destacó más tarde, en MILENIO Televisión, que con esos trabajos se busca evitar "una catástrofe", ya que la temporada de lluvias sighnifica un "altísimo riesgo" ante la fisura detectada en esa caverna.

En la conferencia, los funcionarios mencionados coincidieron en que se tiene que garantizar la seguridad de las personas que estarán laborando en la zona y de quienes viven cerca o asisten a la Central Camionera Poniente.

Recordaron que la falla fue detectada en una de las revisiones que personal del Sacmex realiza año con año a la infraestructura hidráulica del drenaje en las épocas secas.

Se informó que se trata de una caverna de grandes dimensiones en el perímetro de la tubería de drenaje cercana a la Central Camionera Poniente, donde se localiza la gaza de incorporación en avenida Sur 122 (Eje 5 Poniente) al Viaducto y Periférico, aproximadamente a 5 metros del nivel de terreno y tiene una altura estimada de 6 metros con una longitud que va, en algunos tramos, de 10 metros y en algunos otros de hasta 15 metros.

Al margen de los trabajos de reparación, explicaron las autoridades capitalinas, se trabaja en el diseño de un esquema de movilidad para aminorar complicaciones en la circulación de la zona. En este sentido, se informó que, sobre Eje 5, se perderá por lo menos uno de los cuerpos de circulación.

Debido a que el tránsito va en mayor cantidad hacia uno de los sentidos y el otro permanece con menos carga vial, Ramón Aguirre indicó que se plantea hacer reversible el cuerpo que se está trabajando, esperando que no sea necesario afectar el segundo cuerpo de la vialidad.

Se precisó que la reparación podría durar de uno a dos meses, no obstante que el lapso se determinará una vez que se abra la zona, tomando en consideración que -como resultado de los trabajos de inspección- cerca de la parte Poniente del Eje 5 Norte se encontró una caída de agua, lo que podría significar una complicación técnica por el riesgo de un derrumbe.

Cabe señalar que de existir una fractura de alguno de los tubos, el tiempo de trabajo de reparación se ampliará.
Bajo este contexto, los trabajos de reparación se harán a través de la SPCDF y el Sacmex en coordinación con las secretarías locales de Seguridad Pública y Obras y Servicios.

Al hacer uso de la palabra, Fausto Lugo señaló que los trabajos arrancarán con la reubicación de un poste y el cableado de energía eléctrica de alta tensión que existe en la zona. Asimismo, serán retirados tres árboles localizados sobre la caverna.

Especificó que se requerirá de equipo necesario para concretar estos trabajos, entre los cuales destacan tres retroexcavadoras –una de ellas con brazo largo para alcanzar la profundidad de los 14 metros—, una draga, camiones para el transporte y el retiro de materiales de la obra, así como equipo de iluminación y bombeo, entre otros.

En tanto, Ramón Aguirre anunció que se trabajará las 24 horas buscando que las molestias sean las mínimas y recalcó que, por lo pronto, se plantea hacer reversible el tramo donde se ejecutarán los trabajos de reparación, con la posibilidad que se dé un circuito de apoyo alrededor de la Central Camionera y con ello minimizar los efectos sobre la movilidad.

Refirió que la red de drenaje de la Ciudad de México tiene una longitud superior a los 12 mil kilómetros y el Sacmex, año con año, hace las revisiones de algunas partes de esta red, así como el desazolve de unos 6 mil kilómetros y también se efectúan revisiones de los grandes colectores (cada año a distintos), dependiendo de su comportamiento.

Reiteró que hace aproximadamente cinco años se hizo una revisión a la parte estructural del cuerpo de las presas y a la infraestructura de descarga –colectores— sin que se detectara la problemática en cuestión.

“Es un problema que se generó debido a una fisura en la tubería que hizo un arrastre del material que estaba arriba del tubo. Con la operación durante estos 4 ó 5 años de la red, el problema fue creciendo, fue entrando agua hacia la zona de la caverna y fue arrastrando esa agua el material, entonces se hizo una caverna de grandes dimensiones”.

El funcionario especificó que, en tanto se determina si existe una fractura del tubo, se procederá a trabajar lo que corresponde de la parte oriente hacia el poniente, controlando la excavación para poder garantizar la estabilidad.

Finalmente, plantearon que el GDF destinará personal suficiente capacitado para la realización de los trabajos, además de equipos de desazolve, hidroneumáticos, para garantizar que la red de drenaje permanezca funcionando.