Predio en Culhuacán confronta a ejidatarios

Una parte de los 200 propietarios del Campo Ejidal pretende vender los 12 mil 466 metros cuadrados a empresarios o desarrolladores inmobiliarios, y el resto convocó al pueblo para protestar este ...
Vecinos advierten en mantas que es propiedad privada.
Vecinos advierten en mantas que es propiedad privada. (Especial)

México

El único deportivo que existe desde 1943 en el pueblo de Culhuacán, en la delegación Iztapalapa, está en riesgo de desaparecer debido a que una parte de los ejidatarios pretende vender el predio de 12 mil 466 metros cuadrados a empresarios o desarrolladores de inmobiliarias que se han acercado a ellos.

En tanto, otra parte minoritaria de los ejidatarios se niega a vender y para ello convocaron al pueblo para que este domingo por la mañana, para que salgan a realizar algún deporte sobre la avenida Tláhuac y obstruir la vialidad de sur a norte y que las autoridades los volteen a ver e intervengan para que no se venda el Campo Ejidal Culhuacan, que está en manos del núcleo ejidal desde 1997, informó, Jaime García Rosas, representante de la Red Social en Defensa
de Culhuacán.

En un escrito hecho por los opositores a la venta del predio y entregado al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, le piden evitar esa situación y "valorar la propuesta de expropiación".

Asimismo, informaron a MILENIO que no permitirán la desaparición de ese espacio público; el deportivo cuenta con dos canchas deportivas, una de futbol y otra de basquetbol, un frontón, un gimnasio al aire libre y juegos infantiles que se encuentran en mal estado.

En entrevista, el presidente del Comisariado Ejidal de Culhuacán, Armando Rodríguez Jiménez, reconoció que una junta de alrededor de 200 ejidatarios decidió vender ese espacio que por 70 años ha sido público.

Informó que varios interesados se han acercado con los ejidatarios, entre ellos representantes de las tiendas Walmart y Soriana.

En el Folio Real de dicho predio, obtenido por los ejidatarios en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio del Distrito Federal y cuya copia entregaron a MILENIO, se da cuenta del "primer aviso preventivo para la compra-venta" del lugar.

Esa notificación es de 2011 y fue hecha por la representación de Walmart ante el notario 743 Francisco Javier Arce.

Rodríguez Jiménez dijo que el último cliente que se acercó con ellos, interesado en la compra del predio, fue un desarrollador inmobiliario.

Recordó que la anterior jefa delegacional de Iztapalapa, Clara Brugada, les quiso comprar el predio en 48 millones de pesos, "y quería quedarse con 3 mil metros cuadrados para ella", pero los ejidatarios no aceptaron la transacción.

Para el representante de los ejidatarios no existe razón alguna para que los vecinos del pueblo de Culhuacán se opongan a la venta del deportivo, "dicen que es de todos, están mal, yo tengo las escrituras y los dueños son solo 200 ejidatarios".

Argumentó que "además ya todos los ejidatarios son de la tercera edad y es mejor que ahora disfruten de algún dinero, antes de que mueran, y eso es lógico".

Los vecinos los han criticado por su intención de vender el deportivo, además el lugar fue bardado y se han soldado las puertas".

Rodríguez Jiménez se defiende y alega que al lugar llega "mucho vicioso y delincuente, por eso se terminó la barda y se cerraron las puertas; pero los vecinos no lo entienden y nos acusan de querer vender, incluso la escuela primaria y el pozo de agua que hay en el deportivo".

Actualmente el costo del metro cuadrado en la zona es de aproximadamente 6 mil 200 pesos, pues con la Línea 12 del Metro que pasa a casi 100 metros del lugar en disputa se elevó la plusvalía del suelo.

Finalmente, el jefe delegacional, Jesús Valencia, ha dicho que se analiza esa diferencia entre ejidatarios y que el objetivo es la preservación del deportivo.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]